Cardenal Errázuriz llamó a no utilizar píldora del día después

Manifestó que ciertas investigaciones científicas concluyen que uno de los mecanismos por los cuales actúa este fármaco es impidiendo la anidación del óvulo fecundado, produciendo la pérdida de una vida humana ya iniciada, lo que sería por tanto, abortivo.

26 de Marzo de 2001 | 13:55 | Orbe
SANTIAGO.- El arzobispo de Santiago, cardenal Francisco Javier Errázuriz, formuló hoy un llamado a los católicos chilenos para que no utilicen la llamada "píldora del día después", ya que ciertas investigaciones científicas concluyen que uno de los mecanismos por los cuales actúa este fármaco es impidiendo la anidación del óvulo fecundado, produciendo la pérdida de una vida humana ya iniciada, lo que sería por tanto, abortivo, según manifestó.

En una declaración pública destacó el respeto apoyo irrestricto que tiene la Iglesia Católica chilena por la vida humana, sugiriendo que la conciencia de cada persona le impulsará a cumplir el mandamiento de Dios, que es "camino hacia la vida y la felicidad que prohibe matar".

Monseñor Errázuriz agregó que precisamente a causa de la disparidad de pareceres y estudios en una materia tan delicada como la vida humana, se requería proceder con mucha prudencia y sin precipitarse, confrontando las diversas investigaciones y pidiendo el parecer del mayor número de instancias de relevancia científica y ética.

Asimismo, el prelado aseguró que los intereses económicos y políticos que están en juego a nivel internacional son de tal envergadura que en esta materia se han introducido distorsiones en el lenguaje.

Con lo anterior, el purpurado quiso decir que el concepto de embarazo fue alterado, ya que no es definido como el proceso que comienza en la concepción de un nuevo ser, sino con la anidación del óvulo fecundado en el útero de su madre.

Argumentó su convicción tomando como referencia las palabras del Papa Juan Pablo II: "Estamos ante una objetiva conjura contra la vida, que ve implicadas incluso a instituciones internacionales, dedicadas a programar y alentar auténticas campañas de difusión de la anticoncepción, la esterilización y el aborto".

Al respecto, el cardenal Errázuriz coincidió plenamente con las palabras de Su Santidad, agregando que el problema "está también en el plano cultural, social y político, donde presenta su aspecto más subversivo e inquietante en la tendencia, cada vez más frecuente, a interpretar estos delitos contra la vida como legítimas expresiones de la libertad individual", opinó.

Finalmente, monseñor Errázuriz enfatizó que ciertos Estados resuelven negarle todo derecho a la vida al niño en gestación, mientras éste no haya nacido, con lo cual dejó entrever que se estaría logrando "que la cultura y los legisladores le abran las puertas al aborto", según consta en su declaración pública, a nombre de la Iglesia Católica.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores