Disuelven secta tibetana que enviaba jovencitas a España

Entre otras cosas, se calificaba a Dios como "Dios de la Bestia", al catolicismo como "La Gran Mafia" y a los policías de "amorfos retrasados mentales", señala la resolución que ordena la disolución del grupo.

03 de Abril de 2001 | 18:32 | EFE
SANTIAGO.- El Ministerio de Justicia de Chile ordenó hoy la disolución de una secta tibetana acusada de reclutar jovencitas que eran inducidas a abandonar sus hogares y en algunos casos enviadas a España, donde existen establecimientos de la misma organización, informaron fuentes oficiales.

Al mismo tiempo, la autoridad ordenó la incautación de todos los bienes del "Centro de Estudios Tibetanos", como se llamaba oficialmente la agrupación, cuya sede estaba en la ciudad de Viña del Mar, a 125 kilómetros al oeste de Santiago.

Las jóvenes reclutadas por la secta, señaló el Ministerio sobre la base de una investigación policial, eran incitadas a someterse sexualmente al Gurú de la entidad, cuyas enseñanzas "contienen fuertes distorsiones" sobre la ida sexual y familiar de las personas, de las religiones y de la sociedad.

Entre otras cosas, se calificaba a Dios como "Dios de la Bestia", al catolicismo como "La Gran Mafia" y a los policías de "amorfos retrasados mentales", señala la resolución que ordena la disolución del grupo.

El vespertino "La Segunda", de Santiago, reproduce hoy el testimonio de María Pía Morales, una joven estudiante de Ingeniería que el año pasado alcanzó figuración pública cuando su familia denunció que la secta la había enviado a España tras someterla a "un lavado de cerebro".

Agregó que en España fue un objeto sexual del Gurú, que era una forma de llegar a la "Iluminación", de acuerdo con las enseñanzas del sujeto.

Un portavoz del grupo se limitó a señalar hoy que la orden de disolución les tomó por sorpresa y que no emitirían ninguna declaración al respecto.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores