Piden intervención de Superintendencia en juicio por suspensión de seguro catastrófico

Pilar Lawrence, representante del Comité Defensor de este beneficio, se reunió hoy con el superintendente José Pablo Gómez para solicitar su ayuda ante los tribunales y así evitar la suspensión del seguro. Si esto ocurre, aseguró Lawrence, "los enfermos quedarán en el desamparo económico".

10 de Abril de 2001 | 16:49 | Agencias
SANTIAGO.- La intervención de la Superintendencia de Isapres en la causa jurídica que lleva el Colegio Médico para evitar "la imposición" del seguro catastrófico a los afiliados al sistema de salud privado, solicitó hoy la representante del denominado Comité Defensor de este beneficio, Pilar Lawrence, quien ha podido tratar el cáncer que padece gracias a ese mecanismo.

Tras reunirse con el superintendente de Isapres, José Pablo Gómez, la mujer señaló que acudió a la autoridad en un intento por conseguir un resultado favorable del juicio que lleva a cabo la entidad gremial en contra del organismo fiscalizador, en el cual cuestiona la regulación que éste hace a instituciones de salud en el tema del ofrecimiento y cobertura de esa prestación.

"Vengo a pedir que él (Gómez) haga algo por nosotros ante los tribunales, ante la justicia para que no se nos suspenda el seguro. Si en estos momentos a mí me suspenden el seguro me significa quedar sin quimioterapia, sin radioterapia y sin reconstitución de mama", expresó Pilar Lawrence. Agregó que si el seguro es suspendido definitivamente, los enfermos quedarán en el desamparo económico.

La mujer precisó que la disposición que dictó la Superintendencia a las Isapres de informar por medio de una carta a los cotizantes, sobre la inclusión del seguro para enfermedades de alto costo en sus planes de salud con un porcentaje adicional al deducible 60 UF (1.100.000 pesos) por este concepto, "no nos obligaba a aceptarlo" y desmintió que se utilicen redes de atención cerradas porque éstas también son a elección del cotizante.

Según el mecanismo, si la misiva no era contestada en un plazo determinado, el afiliado daba su consentimiento tácito y por ende automáticamente el beneficio de cobertura se incluía en su plan. De lo contrario, el cotizante debía informarle a su Isapre que no lo deseaba.

En ese sentido, señaló que sí recibió la información y que no respondió la circular porque le parecía una buena opción, la cual utilizó dos meses después al enterarse de que tenia cáncer. La inclusión del seguro en su plan le significó una suma adicional aproximada de 5.000 pesos, debiendo pagar entre 20.000 y 25.000 pesos mensuales.

Por su parte, Gómez expresó su compromiso por seguir adelante con el juicio indicando que está en el proceso de apelación a la medida precautoria y de solicitud de explicación de la decisión que impide el ofrecimiento del seguro en los planes de las Isapres desde el 31 de enero en adelante y que dejó a 300.000 cotizantes y a sus familias sin esa cobertura.

"Nuestra posición aquí es muy simple. Nosotros estamos por darle cobertura a las personas en enfermedades que son de alto costo e impredecibles y en ese esquema, nosotros vamos a hacer nuestra defensa jurídica. Tenemos plena conciencia de lo que significa el poder de regular y creemos que hemos ejercido las facultades que hay respecto de la ley de la manera más correcta posible".

En ese sentido, aclaró que el organismo que dirige está habilitado moral y legalmente para dar todos los pasos necesarios tanto para ganar la demanda, como para solicitar el levantamiento de la medida precautoria.

En cuanto a la raíz del motivo que llevó al Colegio Médico a optar por el camino de los tribunales, José Pablo Gómez insistió que no está en discusión ni la cobertura del seguro ni los deducibles, sino que es la circular enviada lo que al organismo no le pareció bien, "a menos que haya una negociación pendiente entre el colegio y la Asociación de Isapres".

Mientras sigue el caso, el superintendente llamó a las personas que han tenido algún problema con la efectividad del seguro a la hora de presentarse una enfermedad de alto costo, a acercarse al órgano fiscalizador y a las Isapres a mantener su compromiso de otorgar la cobertura a sus cotizantes sin distinción, ya que ello puede hacerse por ausencia de un marco regulatorio.

Gómez informó que antes de la aplicación de la medida precautoria (hasta el 28 de febrero del 2001), 350 personas se han acercado a las Isapres para acceder a la cobertura catastrófica, de las cuales 92 han superado el deducible y cuentan con la cobertura de la Isapre.

Mientras, hasta el 6 de abril la Superintendencia recibió a 33 personas que presentaban problemas con la Isapre y más de la mitad de esos casos se resolvieron.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores