Sesma clausuró vertedero clandestino en La Florida

La acción respondió al incumplimiento del mandato que obligaba al cierre perimetral y la limpieza total del recinto, cuyo plazo expiró ayer.

12 de Abril de 2001 | 16:03 | Agencias
SANTIAGO.- El Servicio de Salud Metropolitano del Ambiente (Sesma) clausuró hoy un terreno que funcionaba como vertedero clandestino en la comuna de La Florida, el cual no fue limpiado por sus propietarios como había sido ordenado con anterioridad.

Según explicó el director del organismo sanitario, José Concha, la acción ejecutada esta mañana en compañía del diputado por ese distrito, Carlos Montes (PS), responde al incumplimiento de ese mandato que obligaba al cierre perimetral y la limpieza total del recinto, cuyo plazo expiró ayer.

"Hemos constatado entre ayer (miércoles) y hoy con el recorrido que realizamos que eso (la sentencia) no se está cumpliendo, por lo tanto, procede la clausura inmediata del lugar y el inicio de un nuevo sumario sanitario que puede significar multas que pueden llegar hasta las 10 unidades tributarias mensuales y todos los factores que de allí se derivan", precisó Concha.

Agregó que la existencia de ese basural -que fue limpiado en una mínima parte- daña el entorno ambiental y la salud de las familias que habitan en la Villa Lomas de Florida, ubicada en las cercanías del lugar.

"Lo que estamos haciendo con la clausura es impedir el acceso de vehículos, especialmente aquellos que traen escombros, basura o residuos que están provocando un riesgo para la salud de las personas que viven aquí, de las personas que viven en el entorno y también el riesgo ambiental que debe ser controlado", enfatizó.

Concha añadió que la responsabilidad en este caso es compartida entre quienes van a depositar la basura al terreno y sus dueños, la empresa Jardín del Edén perteneciente al senador desaforado, Francisco Javier Errázuriz.

Por su parte, Carlos Montes reiteró la denuncia que la existencia del vertedero se debe a que esta empresa no ha querido construir esperando un aumento en su plusvalía sin tener en cuenta el costo medioambiental.

"Ellos están haciendo un gran negocio en la medida que está subiendo el valor del terreno y no se preocupan del efecto negativo que tiene en los que viven en los alrededores", dijo.

En ese sentido, señaló que hace unos días presentó un proyecto de ley -que el gobierno decidió patrocinar- que obliga a los dueños de los sitios a pagar impuestos aunque no estén edificados, de modo de impedir que se incremente el número de basurales ilegales, que en La Florida llegan a 1.000 y en el país alcanzan los 20.000.

"El proyecto de ley pretende que haya un autoavalúo, es decir, que cada año el dueño de los terrenos desocupados tenga que decir que éstos tienen un valor y de acuerdo a eso pague las contribuciones pero, que se les dé la opción a los municipios y al Estado para poder comprarlos a ese valor", con el fin de que disminuya la especulación sobre los sitios urbanos de modo que se pague por ellos el precio real.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores