Chile necesitará tres décadas para ser país desarrollado

Según una encuesta mundial sobre valores, para que Chile llegue a ser una sociedad desarrollada el país requiere modernizar su comportamiento, su cultura y mentalidad económica y social.

25 de Abril de 2001 | 14:47 | EFE
SANTIAGO.- Chile necesitará al menos de tres décadas para llegar a situarse en lo que hoy día se considera una sociedad desarrollada y para eso requiere la modernización de su comportamiento, de su cultura y mentalidad económica y social.

Esta es la principal conclusión a la que llegó una encuesta mundial sobre los valores que realizó en Chile la empresa MORI y que entrega un mapa completo del cambio que al respecto se ha producido en el país entre 1990 y el año 2000, fecha que coincide con el retorno de la democracia.

Según el sondeo, el país sudamericano se sitúa aún entre las naciones con menores grados de bienestar y con un sistema de autoridad tradicional. Sin embargo, este concepto de autoridad es la dimensión en la cual los chilenos han experimentado un mayor cambio en los últimos 10 años, según la encuesta.

Mientras en 1990 el respeto a la autoridad alcanzaba el 80 por ciento, el año 2000 este índice bajó al 54%.

El estudio, cuyo objetivo es observar la evolución de los cambios de los valores en diversos países y regiones del mundo, se aplicó en Chile en 1.200 personas mayores de 18 años de ambos sexos, que residen en 29 ciudades.

La muestra, que se efectuó el pasado noviembre, tiene un margen de error de 3% y representa al 70% de la población.

Según el análisis, en el ámbito laboral se evidencia un fuerte descontento en cuanto a la estructura de recompensas. En los últimos diez años cada vez más chilenos piensan que sus ingresos no reflejan el esfuerzo laboral.

Quizás por lo mismo, cada vez son menos exigentes con las condiciones requeridas para realizar sus trabajos y "simplemente se contentan con tener seguridad laboral y un ingreso", consigna el sondeo.

La encuesta reveló también que para los chilenos aumentó en el último tiempo la importancia de la familia, los amigos y el tiempo libre, pero disminuyó el interés por la política y la religión.

"Hoy día es menos importante la responsabilidad, la tolerancia y la fe religiosa, pero ha aumentado la independencia, la determinación, la imaginación, el ahorro y el trabajo duro", precisa MORI.

"En otras palabras, el cambio de los valores tiene avances y retrocesos a lo largo de la década y apunta a la formación de una sociedad más individual y menos religiosa, pero no necesariamente una sociedad más racional y moderna", explicó Marta Lagos, directora para Chile de la empresa MORI.

La muestra reveló también un aumento en el grado de liberalización de la sociedad chilena de manera considerable, al incrementarse la aceptación de la homosexualidad, la justificación del aborto, la eutanasia y, finalmente, la del divorcio.

Quizás el dato más relevante en este contexto, es que el 31% de los chilenos piensa que el matrimonio es una "institución cada día más pasada de moda" y aceptan como un "hecho natural" el que una mujer soltera quiera tener un hijo, 73%.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores