Empresariado asumirá llamado de monseñor Errázuriz, afirmó Ricardo Ariztía

Respecto a crear una legislación laboral que combine flexibilidad y protección del trabajador, el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio consideró que debe buscarse el justo equilibrio mediante un profundo análisis.

01 de Mayo de 2001 | 16:19 | Agencias
SANTIAGO.- El ministro secretario de Gobierno, Claudio Huepe, coincidió hoy con el cardenal arzobispo de Santiago, monseñor Francisco Javier Errázuriz, respecto a la responsabilidad que le cabe al Ejecutivo, los políticos y empresarios en la creación de condiciones laborales justas y más puestos de trabajo.

"Nosotros estamos haciendo lo nuestro, trataremos de perfeccionarlo, de colocar más esfuerzo. Lo principal es la creación de empleo y creo que le corresponde a otros estamentos de la sociedad también hacer lo propio", dijo el secretario de Estado.

"El hacía un llamado y nosotros también queremos reiterar ese llamado para que la sociedad entera tenga presente este valor del trabajo y la dignidad que todo trabajador tiene", agregó.

Asimismo, Huepe comentó el llamado al reconocimiento de la mujer dueña de casa con un apoyo material y económico, indicando que por el momento esta materia no está en la agenda gubernamental.

"Creemos que es un tema que requiere mucho análisis, tiene que ver con la situación económica. O sea, es una aspiración que la sociedad tiene pero no estoy en condiciones para decir que lo estamos analizando en un breve plazo", señaló.

Por su parte, el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Ricardo Ariztía, indicó que éste "es un mensaje que nosotros, los empresarios lo asumimos y buscaremos la fórmula de cómo resolver los problemas y el drama de lo que es la cesantía y la pobreza que se está sufriendo".

Al comentar lo señalado por el religioso respecto a crear una legislación laboral que combine flexibilidad y protección del trabajador, el dirigente empresarial consideró que se debe buscar el justo equilibrio.

"Así que es un tema que requiere un análisis profundo, pero la modernidad del mundo de la globalización va por el camino de la flexibilidad, eso creo que es bastante indiscutible", sostuvo.

Con respecto al llamado a la ética y la moralidad que debe primar para invertir en el propio país, Ariztía replicó que deben estar dadas las condiciones para ello.

"Hoy día hay que entender que es la globalización y, por lo tanto, las oportunidades existen en distintas partes del mundo. Cada país trata de ser más atractivo que el otro para atraer capitales", dijo.

"Lamentablemente hay ciertas actitudes y ciertos cambios o señales aquí que algunos empresarios buscan en otros países también y eso es lo que tenemos que tratar de revertir, no nos olvidemos que estamos en un modelo de economía abierta, globalizado y el empresario va a invertir siempre donde haya mejores condiciones", explicó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores