RN exige apoyo del Ejecutivo a ley que financia enfermedades catastróficas

La iniciativa contempla la creación de trece fondos regionales solidarios para financiar el tratamiento de enfermedades terminales en menores de 18 años. Los recursos provendrían principalmente de herencias vacantes procedentes de AFP o de instituciones financieras.

07 de Mayo de 2001 | 12:04 | emol.com
SANTIAGO.- Un fuerte llamado al Presidente Ricardo Lagos para que patrocine una iniciativa que permitiría el financiamiento de enfermedades catastróficas en menores de 18 años, hizo el diputado RN José García Ruminot.

Por tratarse de una materia de ley exclusiva del Ejecutivo, el proyecto ya había sido presentado al Gobierno de Eduardo Frei, pero nunca le dieron respuesta.

"Los altos costos de los tratamientos e intervenciones quirúrgicas obligan a las familias a iniciar un proceso de venta de sus bienes y un posterior peregrinaje entre las distintas oficinas públicas. Es lamentable ver cómo los enfermos terminales han tenido que hacer protestas y movilizaciones para conseguir una respuesta del Gobierno, en circunstancias de que ya hace tres años se les podría haber dado una solución", enfatizó el parlamentario.

En efecto, la iniciativa entregada al Ministro José Miguel Insulza en julio de 1999, establecía la creación de trece fondos regionales de solidaridad para financiar actividades de recuperación de la salud a favor de menores de 18 años "que sufran enfermedades graves o terminales y cuya condición económica no les permita asumirlas directamente".

Cada fondo tendría un carácter autónomo, con plena capacidad para adquirir, ejercer derechos y contraer obligaciones, de tal forma de administrar en forma eficiente los recursos de que disponga.

Lo más novedoso del proyecto, a juicio de García Ruminot, era que la mayor parte de los bienes provendría de las herencias vacantes procedentes de los fondos de pensiones y de las Instituciones Financieras, que actualmente pasan a patrimonio fiscal a través del Ministerio de Bienes Nacionales, y que no tienen un destino específico.

"Si se destinarán los dineros que quedan en las AFP o en los depósitos y cuentas corrientes de las personas que fallecen sin dejar herederos, y que alcanzan aproximadamente a los 300 millones de pesos anuales, se podría salvar la vida de por lo menos unos cincuenta menores", afirmó el legislador.

El resto del patrimonio estaría constituido por los fondos que anualmente pudiere contemplar la Ley de Presupuestos o ciertas leyes generales o especiales, aportes de cooperación internacional, legados y donaciones (que quedarían exentas de toda clase de impuestos), y fondos provenientes de colectas públicas que mediante este proyecto se autorizarían.

Para decidir de qué manera serían distribuidos los recursos, qué tratamientos de recuperación se elegirían y si éstos se realizarían en Chile o en el extranjero, se crearía un consejo compuesto por el Intendente Regional respectivo, el Secretario Regional Ministerial de Salud, un representante de la asociación gremial regional de médicos, y dos representantes de instituciones privadas de beneficencia.

Además, dicho ente podría solicitar de ministerios y servicios públicos la información necesaria para el cumplimiento de sus funciones.

Por último, informó García Ruminot, estos fondos se relacionarían con el Presidente de la República a través de los Intendentes y su domicilio estaría en cada una de las capitales regionales.

El parlamentario finalizó instando al Gobierno del Presidente Lagos, para que "de una vez por todas deje de lado las visiones políticas y acepte un buen proyecto, aunque sea presentado por la derecha".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores