Endurecerían penas para conductores ebrios

Debido al dramático aumento de las detenciones por conducir en estado de ebriedad, la Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados estudia modificar la actual ley de Tránsito con el objeto de endurecer las penas a aquellos conductores que sean sorprendidos manejando en ese estado y así crear consciencia respecto del tema.

08 de Mayo de 2001 | 18:57 | ORBE
SANTIAGO.- Ante el aumento en más de un 122 por ciento en los últimos siete años de las detenciones por conducir en estado de ebriedad, la Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados se encuentra analizando aplicar modificaciones a la ley del tránsito, aumentando las sanciones para quienes sean sorprendidos al frente del volante en esas condiciones.

Así lo informó el subsecretario de Transportes, Patricio Tombolini, quien destacó la importancia que tiene la educación en la formación de los conductores para que sean responsables de sus vidas y de la de los demás, especialmente por la incidencia que tiene el consumo de alcohol en los accidentes de este tipo.

"Es preocupante que en los últimos años el número de conductores ebrios detenidos haya aumentado dramáticamente. Mientras en 1993 se registraron 7 mil 252 detenidos por esta causa, durante el año 2000 se arrestaron 16 mil 166 conductores ebrios", indicó.

Por su parte, el senador DC Jorge Pizarro explicó que las modificaciones pretenden generar un mayor grado de conciencia en los conductores, por ello las sanciones serán más drásticas, especialmente para aquellos choferes del transporte público de pasajeros y de escolares.

Dentro de los cambios que se pretenden introducir se encuentra el aumento de las multas por esta falta, así como también castigar la reincidencia y disminuir la cantidad de alcohol en la sangre de un milígramo por litro de sangre a 0,8 al momento de tipificar el estado de ebriedad.

Asimismo, se busca prohibir el otorgamiento de permisos provisorios, mientras dura el proceso judicial, cuando la alcoholemia sea superior a 1,2 milígramos por litro de sangre. Sobre el tema, el secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset), Antonio Dourthé, puntualizó que la normativa vigente establece que una concentración de alcohol entre 0,50 y 0,99 gramos por litro de sangre es considerada como bajo la influencia del alcohol sin estar ebrio, lo que amerita una infracción gravísima.

Por el contrario, añadió Dourthé, si el conductor es sorprendido con una concentración de alcohol igual o mayor a 1 gramo por litro de sangre, es procesado por el delito de conducir en estado de ebriedad.

En el tribunal el conductor puede ser penalizado con 61 a 360 días de cárcel, la cancelación de una multa, la suspensión de la licencia de conducir y la anotación del proceso en los antecedentes personales del infractor. La sanción aumenta significativamente en caso de participar en accidentes de tránsito con resultado de muerte, lesiones o reincidencia.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores