Hasbún llama a "defender la familia y rechazar falsa libertad"

El polémico cura Raúl Hasbún, dijo que le gustaría que "el Papa Juan Pablo II, nos llama a defender a la familia y a sanar del veneno de la incredulidad y de la falsa libertad".

09 de Mayo de 2001 | 12:58 | ORBE
SANTIAGO.- El padre Raúl Hasbún manifestó hoy que le gustaría que "Chile honrará limpia e incontaminadamente su raíz y su tradición cristiano-católica, superando en la fe los vaivenes de un barco a la deriva y hospedando el mensaje del Papa Juan Pablo II, que nos llama a defender a la familia y a sanar del veneno de la incredulidad y de la falsa libertad".

Así lo afirmó el prelado en su comentario semanal en radio Agricultura, al referirse a la visita que hizo recientemente el Santo Padre a Malta, "país que por más de veinte siglos -desde que fuera visitado por San Pablo- ha conservado su tradición católica", destacó el sacerdote chileno.

Sobre ese tema, explicó que el Sumo Pontífice "ha concurrido a la pequeña isla de Malta por segunda vez en once años, porque el Papa se llama Juan Pablo y se ha propuesto seguir literalmente las huellas de su homónimo, el apóstol Pablo, quien predicó en Atenas, Damasco y Malta".

Al respecto, el padre Hasbún dijo que "Damasco permanece como la ciudad sede y la ciudad símbolo de que siempre es posible convertirse de las tinieblas a la luz y del odio al amor, pues allí Saulo se convirtió al cristianismo y pasó a ser Pablo, uno de los más fervientes apóstoles".

"En Atenas -agregó- Pablo predicó en el aerópago, que era el consejo supremo, el foro de mayor excelencia intelectual en la urbe. Se necesita coraje para ello, pero Pablo no trepidó y habló todo lo que tenía que decir, pues sabía que el núcleo de su mensaje encontraría resistencia e incluso burla. No le importó que se rieran de él y dio el testimonio de su maestro".

Por último, el presbítero señaló que "así quedó implantado el Evangelio en Atenas, ciudad a la que le faltaba la fe en Cristo resucitado. Pablo se la dio y el Papa no se cansa de estimularnos para que imitemos el ejemplo de Pablo y sin falso temor ni pudor humano utilicemos todos los aerópagos de nuestro tiempo para anunciar el Evangelio de Cristo".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores