Acusan a chileno de secuestrar catedrática guatemalteca

El procurador de los Derechos Humanos de Guatemala, Julio Arango, acusó este jueves a un ciudadano chileno como responsable del secuestro de la catedrática guatemalteca Mayra Gutiérrez quien está desaparecida desde el 8 de abril del 2000.

17 de Mayo de 2001 | 21:52 | AFP
GUATEMALA.- El procurador de los Derechos Humanos de Guatemala, Julio Arango, acusó este jueves a un ciudadano chileno como responsable del secuestro de la catedrática guatemalteca Mayra Gutiérrez quien está desaparecida desde el 8 de abril del 2000.

''La procuraduría de los Derechos Humanos (PDHA) hizo la investigación y se tipificó como un plagio o secuestro, resultado de un delito pasional'', que habría sido cometido por Juan Alberto Arancini Acorta, de nacionalidad chilena'', aseguró Arango a radioemisoras locales.

Sin embargo, Arango no explicó donde se encontraría Gutiérrez, tras permanecer más de un año desaparecida.

El funcionario dijo que el chileno ''trabaja en la Universidad de México, pero no sabemos las razones porqué se encontraba aquí (en Guatemala) desde 1997''.

Arango sostuvo que el Juzgado Segundo de Primera Instancia dictó orden de arraigo contra Arancini Acorta, pero éste logró burlar a las autoridades y escapó del país.

''El día que lo escuché aquí (al chileno) al final de la declaración me indicó que ya la Universidad de México lo había mandado a llamar y que en cualquier momento iba a desaparecer'', lamentó el procurador, quien añadió que por esa razón no se presentó a declarar al Juzgado de Instrucción.

''Las evidencias que logramos recabar en ese caso son contundentes, hay evidencia testimonial y documental. Hay coartadas fallidas que le logramos demostrar'' al chileno, aseguró Arango.

El funcionario agregó que realizan gestiones para que se gire orden de captura internacional contra Arancini Acorta.

Mayra Gutiérrez, catedrática de la estatal Universidad de San Carlos, desapareció el 8 de abril del año pasado y, según el humanitario Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), el acto tuvo un móvil político, ya que la profesional había sufrido el secuestro de dos hermanos durante la pasada guerra de 36 años (1960-96).

La Corte Suprema de Justicia había otorgado un mandato especial a la PDH, en diciembre pasado, para que investigara en cuarteles militares y otras dependencias públicas la posible estadía de la catedrática.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores