Mapuches dispuestos a todo por defender sus tierras

Dirigentes de la Coordinadora Arauco-Malleco advirtieron que resistirán los desalojos de las propiedades tomadas, allanamientos y cualquier forma de represión "ya no sólo con palos y piedras, sino que de la misma forma en que seamos atacados".

19 de Mayo de 2001 | 15:26 | DPA
SANTIAGO.- La Coordinadora Arauco-Malleco advirtió hoy que está dispuesta a "derramar sangre" y hasta "a matar" por defender su proceso de reivindicación territorial.

La agrupación mapuche reaccionó de esta manera a la represión de la policía civil, el miércoles pasado en la localidad de Tirúa, cercana a Concepción (515 kilómetros al sur de Santiago), donde un enfrentamiento dejó cuatro indígenas gravemente heridos de bala, uno de ellos "con riesgo vital", y cinco detectives con lesiones leves por acción de piedras y palos.

Los incidentes se produjeron cuando se intentó detener a un mapuche por promover incidentes en una manifestación previa. Los hechos causaron una ola de protestas, ocupaciones de dependencias públicas y huelgas en la zona donde habitan descendientes de la etnia entre Concepción y Temuco.

En una declaración pública que hicieron llegar a la Radio Biobío, dirigentes adscritos a la Coordinadora Arauco-Malleco (de Temuco) señalaron que lucharán "hasta las últimas consecuencias" por sus tierras.

Añadieron que resistirán los desalojos de las propiedades tomadas, allanamientos y cualquier forma de represión "ya no sólo con palos y piedras". "Nos defenderemos de la misma forma en que seamos atacados", señalaron en aparente referencia a la acción policial con armas de fuego.

Responsabilizaron "al Gobierno, sus politiqueros, jueces, empresarios y policías" de las consecuencias que haya. "Que les quede muy claro que no sólo habrá sangre mapuche derramada, también la habrá del lado enemigo pues no estamos dispuestos a morir como ovejas. Nos defenderemos y si tenemos que matar, lo haremos", agregaron.

Hoy se supo que la justicia de Concepción concedió la libertad provisional a cinco mapuches procesados por infracción a la Ley de Seguridad Interior del Estado, que el jueves habían iniciado una huelga de hambre en la cárcel El Manzano.

Ante este panorama, el arzobispo de Concepción, monseñor Antonio Moreno, aconsejó actuar con gran prudencia y hacer los mayores esfuerzos por detener la violencia antes de que cueste vidas humanas y se provoque una espiral cada vez más difícil de detener.


El prelado opinó que ya es hora de buscar solución a un problema que en Chile no ha sido verdaderamente resuelto.

Hasta el momento, hay 35 comunidades indígenas entre Concepción y Puerto Montt que mantienen ocupados diversos predios como parte de su proceso de reivindicación de tierras.

Autoridades regionales de Gobierno han señalado que no permitirán un resurgimiento de la violencia, por lo que cualquier toma de terrenos será inmediatamente desalojada para restablecer el orden y la tranquilidad ciudadana.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores