Chile y Alemania analizan cooperación militar

El próximo lunes, ambos países suscribirán un Protocolo de Entendimiento que se ocupará del proyecto cuyo objetivo es construir cuatro fragatas para la marina chilena, además de una intención de cooperación en el campo militar y tecnológico.

19 de Mayo de 2001 | 17:43 | DPA
SANTIAGO.- El ministro alemán de Defensa, Rudolf Scharping, inició hoy una visita de tres días a Chile con una reunión a puertas cerradas con su colega chileno, Mario Fernández, en la cual se abordaron iniciativas de cooperación militar entre ambos países, según dijo un portavoz de la parte chilena.

Scharping, quien arribó anoche a Santiago de Chile en la primera escala de un viaje sudamericano que incluye además a Argentina y Brasil, está interesado en cerrar un acuerdo de construcción de cuatro fragatas para la Marina de Chile en el marco del denominado proyecto Tridente.

De las cuatro unidades, la primera sería construida completamente en Hamburgo, Alemania, en los astilleros de Blohm & Voss, habiéndose elegido ya como plataforma el modelo alemán Meko 200, y estaría terminada en 2006.

Las otras tres fragatas del programa, que tendría un costo de 950 millones de dólares, serán construidas en Chile con estrecha cooperación alemana, para lo cual Blohm & Voss y el astillero chileno Asmar crearán un consorcio especial en un acuerdo que se firmaría en octubre próximo, y estarían terminadas hasta 2010.

Alemania y Chile suscribirán el lunes próximo un Protocolo de Entendimiento que se ocupará del proyecto de las fragatas, como también de una intención de cooperación en el campo militar y tecnológico.

El documento será firmado por los ministros Fernández y Scharping en la Comandancia en Jefe de la Armada en el puerto de Valparaíso, 120 kilómetros al noroeste de Santiago.

El portavoz de la Embajada de Alemania en Santiago, Pietro Merlo, dijo hoy a la Agencia Alemana de Prensa (dpa) que las conversaciones que ha sostenido hasta ahora el ministro Scharping en Chile fueron "muy cordiales" y constructivas para ambos países.

El plan Tridente comprendería también una segunda fase de otras cuatro fragatas, que estaría terminada en 2020 y tendría un costo similar al de la primera etapa.

Sin embargo, esto dependerá de las posibilidades económicas que existan en el año 2010. Por el momento sólo está autorizada la construcción de los primeros cuatro buques.

Cada una de las nuevas fragatas será de "multipropósito", según el concepto utilizado en la Armada chilena, lo que significa que estarán capacitadas para desarrollar misiones de guerra de misiles de superficie, defensa antiaérea, artillería y defensa antisubmarina.

Además, cada unidad tendrá una dotación de 140 hombres y capacidad para operar con helicópteros pesados.

El comandante en jefe de la Armada chilena, almirante Jorge Arancibia, dijo en diciembre pasado que su institución dispondrá en octubre próximo de 32 millones de dólares para dar la partida definitiva al plan Tridente.

Agregó que con ese aporte y la contratación de un préstamo de gobierno a gobierno (Alemania-Chile) se obtendría el financiamiento necesario para iniciar la construcción de las nuevas naves.

Aparte de estas posibilidades de financiamiento, la Armada recurrirá también a la Ley Reservada del Cobre, promulgada durante el régimen militar que encabezó Augusto Pinochet, que destina a las Fuerzas Armadas el 10 por ciento de las ganancias que obtiene Chile por la venta de este metal en el exterior. Los ingresos anuales del cobre bordean los 7.000 millones de dólares.

Las nuevas fragatas bien equipadas reemplazarían a dos antiguos destructores que posee actualmente la Marina chilena.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores