Cerca de 300 reos de Santiago en huelga de hambre por tragedia de Iquique

Reclusos de la cárcel de Puente Alto exigen que la autoridades respondan a las denuncias que han presentado sobre malos tratos de Gendarmería.

22 de Mayo de 2001 | 11:36 | EFE
SANTIAGO.- Cerca de 300 reclusos del penal de Puente Alto, en la Región Metropolitana, comenzaron hoy una huelga de hambre en solidaridad con los internos de la cárcel de Iquique, donde murieron este lunes 26 personas.

Los presos, concentrados en la torre dos del recinto penitenciario, localizado al sur de Santiago, también exigen una mejora de sus condiciones de reclusión y extendieron un lienzo blanco con la leyenda: "huelga de hambre por malos tratos a familiares".

Pese a la tensión que se ha creado en torno al penal, las visitas de los familiares de los presos no han sido suspendidas y se cumplen normalmente en los otros edificios de la cárcel.

El vocero de la Confraternidad de Solidaridad con los Reos, Manuel Henríquez, informó de que los huelguistas exigen que las autoridades respondan a las denuncias que han presentado sobre malos tratos del personal de Gendarmería.

Henríquez dijo que están a la espera de reunirse con el subdirector de Gendarmería, Juan Carlos Pérez, a quien presentarán sus protestas.

El ministro de Justicia, José Antonio Gómez, llamó hoy a los reclusos a la responsabilidad y a evitar que se produzcan hechos graves.

"Hay que ser responsables para evitar que se produzcan conflictos mayores y tengamos que lamentar nuevamente hechos de violencia o que puedan generar actos en definitiva de muerte que son muy graves", dijo el titular de Justicia en declaraciones a Radio Cooperativa.

En el hecho más grave ocurrido en un recinto penal en la historia de Chile, 26 jóvenes reclusos murieron y 140 resultaron heridos a causa de un incendio sobre cuyo origen existen versiones contradictorias, aunque se ha descartado que se tratara de un motín como se dijo en un principio.

Las muertes se produjeron por asfixia y quemaduras.

Los hechos ocurrieron en uno de los dormitorios del penal del puerto de Iquique, a 1.857 kilómetros al norte de Santiago, construido para albergar 900 reos y cuya población penal en la actualidad es de 1.700.

Los presos dicen que sus compañeros murieron por la tardía reacción de las autoridades, las cuales, a su vez, señalaron que la rápida proliferación del fuego en el lugar impidió que las llamas fueran sofocadas con extintores.

El Presidente Ricardo Lagos ordenó el apertura de una investigación para averiguar el origen de la tragedia y determinar las responsabilidades, al tiempo que anunció la construcción de nuevos recintos carcelarios.

La Corte de Apelaciones de Iquique designó hoy al magistrado Jaime Chamorro como juez especial y dotado de amplios poderes para investigar los sucesos en el penal de esa ciudad, designación que había solicitado la gobernación regional de Tarapacá.

En tanto, el ministro de Justicia precisó que se llamará a licitación para la construcción de diez cárceles, con las que se espera aumentar en 16.000 las plazas carcelarias.

"Con este plan vamos a resolver el problema de hacinamiento", dijo Gómez, que también anunció un aumento de la dotación de Gendarmería.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores