Denuncian caso de discriminación contra mujer ciega

María Eliana Donoso no pudo obtener crédito de una multitienda, ya que, según le explicaron los jefes del local, ellos no daban crédito a las personas que tienen alguna limitación, dado que a los discapacitados no se les puede hacer embargo de bienes en caso de morosidad.

28 de Mayo de 2001 | 15:36 | Agencias
SANTIAGO.- Un nuevo caso de discriminación que afectó a una persona no vidente, denunció hoy el diputado Aníbal Pérez (PPD).

El caso corresponde a María Eliana Donoso, funcionaria del INP, a quien le fueron negados créditos en varias casas comerciales y una cadena de farmacias, según se dijo, por el sólo hecho de ser no vidente.

"En cada una de estas grandes tiendas y cadenas de farmacias, se encontró (María Eliana) con una respuesta negativa y que apunta directamente a establecer una discriminación odiosa, arbitraria que por el hecho de ser ciega no se le otorga crédito en ninguna tienda ni multitienda de este país", expresó el legislador, añadiendo que con esta acción se están violando las garantías constitucionales a quienes tienen algún impedimento físico.

Ante este argumento, la mujer, quien trabaja como telefonista hace un año y medio en la sede del organismo de la Sexta Región, manifestó su sorpresa y exigió explicaciones de parte de los jefes de los locales ya que ella es clienta de una tienda local que nunca le puso inconvenientes para darle crédito.

El gerente general de una de las multitiendas le dijo que ellos no daban crédito a las personas que tienen alguna limitación, argumento que sustentó el abogado de la empresa al señalar que a los discapacitados no se les puede hacer embargo de bienes en caso de morosidad.

Pérez señaló que este motivo carece de sustento legal, por lo que anunció el inicio de las acciones legales correspondientes, las que comenzarán con la presentación de un recurso protección en la Corte de Apelaciones de Rancagua.

María Eliana Donoso declaró que está dolida ante esta situación debido a lo absurdo de la razón esgrimida por las empresas para negarle la posibilidad de adquirir bienes a crédito, manifestando que esa es una ofensa y una humillación a su honra.

"Me dolió, porque ni siquiera fueron capaces de leer mis liquidaciones (de sueldo). Sólo me dijeron que no porque soy ciega; entonces yo les digo a ellos que si yo voy a comprar, mi plata tampoco tendría que valer porque soy ciega, pero ellos la reciben igual", expresó la afectada, asegurando que los discapacitados "somos mucho más responsables que una persona normal".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores