Chile y Bolivia investigarán tráfico de menores en la frontera

Parlamentarias de ambos países se reunirán próximamente en Calama para tratar el presunto tráfico de niños aymaras y quechuas, que son tratados virtualmente como esclavos.

01 de Junio de 2001 | 13:30 | ORBE
SANTIAGO.- Parlamentarias chilenas y bolivianas investigarán el tráfico de menores que se estaría produciendo en la frontera entre ambos países, y con Argentina, para lo cual las legisladoras se reunirán en el transcurso del presente mes en Calama, (II Región) para concordar acciones comunes sobre la desaparición de niñas y niños que han abandonado sus hogares.

Así lo informó a ORBE la diputada del Partido por la Democracia (PPD) María Antonieta Saa, quien también dio cuenta que en fecha próxima propondrá a la Comisión de Familia de la Cámara baja que ponga en tabla un proyecto relativo a la prostitución infantil, situación que se asocia con la vagancia y la pérdida de menores.

Esto es, puntualizó, como "una especie de caja negra porque no se sabe cuántas son, cómo y dónde están".

Hoy existe prohibición para el ejercicio de la prostitución infantil, una sanción para quienes la ejercen frecuentemente, pero el hecho de que la disposición legal contenga la palabra "habitualmente" no permite tipificar el delito.

La iniciativa que auspicia María Antonieta Saa borra el término "habitualmente", para que cualquier acto en que se sorprenda a una persona induciendo a niñas y niños en esta práctica sea inmediatamente castigada.

La diputada del PPD resaltó que el comercio de menores está penalizado, pero precisó que hay que indagar y descubrir más a fondo y, en esa línea -dijo- "nosotros vamos a juntarnos con las diputadas bolivianas que están investigando el tráfico de niñas desde ese país, Chile y Argentina para poder realmente conocer qué pasa en esa frontera norte del país, donde también podría explicarse la desaparición de algunos infantes que han salido de sus respectivas zonas.

Explotación

Lo que han detectado las legisladoras del vecino país es que hay un tráfico de niños aymaras y quechuas, a los que descubrieron en una fábrica en Argentina, donde los tenían prácticamente esclavizados.

María Antonieta Saa agregó que también "hace poco se supo del paradero de cuatro niñas, de entre 14 y 17 años, que fueron encontradas por la policía en un poblado chileno, las que se habían escapado de una familia que las tenía virtualmente prisioneras, haciéndolas trabajar en labores domésticas y como vendedoras en ferias libres, según lo que se ha investigado".

Estos y otros temas inherentes a la familia estarán en el análisis de Calama, señaló la diputada del PPD, quien viajará acompañada de su colega Fanny Pollarolo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores