Reubican a alumnos que estudiaban en colegio incendiado por su director

El sostenedor del colegio Juan Morales Ferreira de 55 años, abrumado por las deudas provocadas por la nula rentabilidad del recinto, a eso de las 04.00 de la madrugada de hoy prendió fuego al lugar y luego se suicido. En la actualidad la escuela San Juan Mackenna ubicada en la Octava Región, tenía una matrícula de 120 alumnos.

04 de Junio de 2001 | 13:49 | Agencias
CONCEPCION.- Los 120 alumnos que estudiaban en el colegio incendiado por su director serán reubicados en establecimientos educacionales municipalizados, indicó el Seremi regional de la cartera, Mario Bustamente.

Según el secretario regional ministerial, en la actualidad la escuela San Juan Mackenna ubicada en la Octava Región, tenía una matrícula de 120 alumnos aunque podía recibir hasta 172 niños, "pero no era un colegio rentable".

El sostenedor del colegio Juan Morales Ferreira de 55 años, abrumado por las deudas provocadas por la nula rentabilidad del recinto, a eso de las 04.00 de la madrugada de hoy prendió fuego al lugar y luego se suicido.

Voluntarios de varias compañías de Bomberos que acudieron a controlar las llamas pudieron hallar el cuerpo sin vida del director sólo dos horas después.

En los peritajes realizados en el sitio, la policía encontró mensajes escritos por Morales en los muros, en los que señalaba que el colegio no se financiaba y otro en el que se despedía de su hija.

Juan Morales dejo también tres cartas dirigidas a familiares, entre ellas a su esposa de la cual llevaba un año y medio separado, y dinero en efectivo para el pago de los sueldos de los profesores.

Apoderados del establecimiento indicaron que desde hace tiempo el hombre andaba deprimido y que incluso se quedó encerrado durante todo este fin de semana en la escuela meditando la situación.

El establecimiento en el que cursaban 120 alumnos desde primero a octavo año básico, recibía 2.200.000 pesos de parte del ministerio de Educación, precisó Bustamante, lo que no era suficiente para mantenerlo funcionando.

Trascendió que el sostenedor desde 1984 no pagaba el arriendo del local al Serviu, lo que se sumaba a otras deudas como las cuentas de agua y electricidad.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores