Colegio Médico exigió mayor fiscalización en la venta de antidepresivos

El gremio comparó el explosivo aumento que se ha registrado en los últimos cuatro años en el consumo de ese tipo de fármacos, con la situación que hace algún tiempo se produjo con los antibióticos, cuya venta debió comenzar a realizarse exclusivamente con receta médica en mano.

07 de Junio de 2001 | 13:29 | ORBE
SANTIAGO.- El Colegio Médico exigió a las autoridades de salud un mayor control para los antidepresivos en las farmacias, medicamentos cuya venta ha aumentado en un 43 por ciento en los últimos cuatro años.

El alza se atribuye a la automedicación, ya que en el transcurso de estos años no ha habido un incremento paralelo en el número de consultas psiquiátricas. A esto se suma que no todos los pacientes que van al médico reciben tratamiento farmacológico.

Ante esta situación, que el Colegio Médico calificó como grave, el vicepresidente del gremio, Juan Luis Castro, exigió más fiscalización en las farmacias, ya que los antidepresivos están autorizados para la venta sólo con receta médica y, por lo tanto, se debe solicitar ese documento para comercializarlos. "De otra manera se pueden producir serios problemas entre quienes los consumen sin control", dijo el facultativo.

El doctor Castro recordó que una situación tan preocupante como ésta se produjo hace algún tiempo con los antibióticos. En esa oportunidad, el mayor control en farmacias, donde se empezó a exigir la receta médica, se tradujo en una disminución que supera el 40 por ciento en las ventas durante los últimos cuatro años.

Acompañaron al directivo los doctores Walter Brokering y Lilian Urrutia, médicos psiquiatras, quienes afirmaron que -junto a la fiscalización y un mayor acceso a especialistas- las personas deben tomar conciencia de que tomar un antidepresivo sin control médico no solucionará sus problemas.

Recalcaron que, por una parte, en los casos reales de depresión, el tratamiento abarca otros aspectos, no sólo el farmacológico. Además reiteraron que es el médico quien determina las dosis justas y controla cual es el momento para dejarlos, ya que si esto no se hace de la manera correcta, pueden producirse serios trastornos o agravarse problemas ya existentes.

Por último, aclararon que hay casos en que el fármaco ni siquiera es necesario, y junto con poner en riesgo su salud, la persona está incurriendo en un gasto que no se justifica.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores