Acusan aumento del número de enfermos de SIDA en Chile

Según el diputado Andrés Palma, las campañas de prevención sólo funcionaron hasta 1997, por lo que es necesario volver a las actividades de difusión y, en lo posible, incorporar en el plano educacional campañas de diálogo sobre sexualidad.

19 de Junio de 2001 | 14:10 | ORBE
VALPARAISO.- Luego de reunirse con el presidente de Vivo Positivo -organización que reúne a los enfermos de SIDA-, el diputado Andrés Palma señaló que "las cifras que maneja CONASIDA no andan bien", aclarando que se trata de un problema basado en la metodología que dicha entidad utiliza para medir el aumento de la población portadora de este mal.

Según las informaciones proporcionadas por los principales voceros de VIVO POSITIVO, las cifras que maneja CONASIDA no estarían reflejando la realidad.

Los índices que posee la entidad señalan que en 1997 existían en Chile quince mil personas que portaban este mal, "mientras que el 2000 hablaban de 16 mil portadores y las cifras de personas atendidas en hospitales como el Sótero del Río han aumentado considerablemente, situación que se repite en otros hospitales", afirmó el parlamentario.

Aclaró que CONASIDA trabaja sobre la base del seguimiento de los notificados por el Instituto de Salud Pública (ISP), testeo que se realiza sobre la base de mujeres embarazadas, "sin embargo el 89 por ciento de los portadores son hombres y sólo el 10 por ciento corresponde a las mujeres, entonces testear a las embarazadas es tomar un índice muy pequeño".

Sostuvo que la organización VIVO POSITIVO aplica índices distintos de medición, que aseguran que todos los estudios a nivel internacional demuestran que por cada persona que sabe que es portadora del VIH hay seis portadores de la enfermedad. En este sentido, Palma señaló que según información que le entregó CONASIDA "en septiembre del año 2000 existían 8.133 personas notificadas como portadoras por el ISP lo que significaría que hay más de 40 mil personas en Chile que están viviendo con esta enfermedad".

Declaró que esto indica que las campañas de prevención sólo funcionaron hasta el año 1997, destacando que hay que volver a las actividades de difusión. "Se trata de masificar la información", dijo, aclarando la importancia de incorporar en el plano educacional campañas de diálogo sobre sexualidad.

Finalmente, Palma señaló que junto a otros parlamentarios se ha comprometido a plantear el problema con los ministerios de Salud y Educación para plantear la necesidad de volver a las campañas de prevención. "De lo contrario nos enfrentamos a una realidad adversa como es el aumento de contagios por este virus", enfatizó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores