INTA lanza campaña para mejorar hábitos alimenticios de la población

Iniciativa del Departamento de Asistencia Técnica del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos comprende, para las empresas del rubro, de un sello que certifique la calidad nutricional de los productos alimenticios.

25 de Julio de 2001 | 18:06 | emol.com
SANTIAGO.- Con el objeto de influir en el mejoramiento de los hábitos alimenticios de la población, el Departamento de Asistencia Técnica del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) lanzó una campaña de educación a la comunidad denominada "Exige Sano", que acompaña a la oferta que el instituto está haciendo a la industria de alimentos de un sello diferenciador que certifica la calidad nutricional de sus productos.

El nuevo sello del INTA se diferencia de otros anteriores en que por primera vez la institución toma la decisión de certificar la calidad nutricional de los alimentos, y no sólo la composición de los mismos. El actual sello implica un mayor compromiso con el producto y la empresa que lo produce, siempre que éste cumpla con las exigencias técnicas del INTA. Este destaca los componentes de un alimento que vayan en directo beneficio de la salud de las personas.

La labor del INTA consistirá en analizar un producto y determinar si en su conjunto éste es destacable, ante lo cual se encargará de comunicar a la población que si consume ese tipo de alimento, entonces que prefiera aquel que tiene el sello "Exige Sano".

El gerente de Asistencia Técnica del INTA, Maximiliano Pernau, explicó que, dado que las empresas no suelen hacer investigación en temas nutricionales, "somos nosotros los únicos que estamos generando información de esta naturaleza, y queremos traspasársela al público con el objetivo de modificar sus hábitos alimenticios".

Manifestó la preocupación que existe en el instituto por los problemas que los actuales hábitos están provocando en la salud de las personas. "Los actuales hábitos alimenticios están llevando a problemas de obesidad, altos índices de diabetes, de hipercolesterolemia, muertes por ataque al corazón, que ya son demasiado comunes. Existe un convencimiento en el ámbito mundial de la necesidad de un cambio y para lograr ese cambio tenemos que generar confianza y entregar una información adecuada sobre lo que se debe hacer y sobre lo que hay que cambiar", agregó.

Una de las vías estudiadas por el INTA es estrechar sus lazos con la industria de los alimentos, certificando la calidad nutricional de los productos que lo ameriten a través de un sello de preferencia de consumo, lo que reforzará la elección de un producto y la actitud que debe tener la población respecto del consumo. "Nuestro sello asigna a un producto una gran diferencia respecto de otros y ayuda a la imagen de las empresas que están preocupadas porque sus productos sean sanos y que la población reciba una información correcta sobre ellos", comentó Maximiliano Pernau.

Procedimiento del Sello "Exige Sano"

La empresa que quiera contar con la nueva certificación debe acercarse a la Secretaría de Asistencia Técnica del INTA para que analicen su producto. En función de los niveles de producción, se determina el número de muestras que se tomarán mensualmente. El número de muestras se va reduciendo conforme se establece una rutina de monitoreo, pues normalmente se corrigen las fallas con el tiempo.

Luego de un período de marcha blanca de uno o dos meses consistente en el muestreo tanto en el lugar de fabricación como en los puntos de venta a público, y habiendo verificado exhaustivamente mediante estudios de laboratorio y revisiones bibliográficas que el producto es un producto decididamente sano, entonces el INTA está en condiciones de entregarle el sello "exige sano" de preferencia de consumo y también de participar activamente con ese producto para destacarlo.

Explicó Pernau que el INTA se abocará más adelante a una certificación de Productos Seguros. "Ahora estamos señalando que se trata de productos sanos, pero generar un análisis para determinar que un producto es cien por cien inocuo es extremadamente caro. Eso va a depender de la tecnología que vayamos encontrando en el camino. Por ahora sólo podemos hablar de seguridad por áreas específicas como seguridad microbiológica o seguridad transgénica, entre otras".

Hábitos Peligrosos

Un estudio del INTA entre escolares de educación básica y media de la ciudad de Santiago estableció que un 50% de la población de escolares menores de 11 años están bajo la recomendación de consumo de calcio mínima establecida -y para aquellos mayores de 11 años, el porcentaje se eleva a 75%- por lo tanto, la probabilidad de que esos niños con una baja ingesta de calcio lleguen a una edad mayor con problemas de osteoporosis es muy grande.

Por otro lado, mas de un 17% de la población total de niños de 6 años (primer año educación básica) son obesos. Paralelamente, un estudio sobre más de 9.500 norteamericanos ha establecido que existe una mayor relación entre los problemas médicos crónicos y una peor calidad de vida en relación con la obesidad que con un abuso del consumo de alcohol y cigarrillos.

"Debemos potenciar el consumo de frutas y verduras y de pescados grasos. Los países que tienen mejores condiciones de salud en la vejez son aquellos en los que este tipo de dietas juega un rol importante en su alimentación, como Japón, donde se consumen cerca de 80 kilos anuales de pescado per cápita y aquí apenas llegamos a seis, donde un alto porcentaje es enlatado. Una situación similar ocurre respecto del consumo de frutas y hortalizas", señala el gerente de asistencia técnica del INTA.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores