Cancillería iniciará campaña para evitar deportaciones de chilenos desde México

Se distribuirá entre las agencias de turismo y terminales aéreos, un comunicado en que se recomendará a los chilenos que se dirigen a la nación azteca, comunicar pertinentemente su intención de trasladarse a Estados Unidos.

31 de Julio de 2001 | 13:37 | Agencias
SANTIAGO.- Una campaña de difusión que dará a conocer los requisitos que solicitan las autoridades mexicanas para entrar a ese país, por la recurrencia de ingresos ilegales desde esa nación a Estados Unidos, iniciará el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Según anunció hoy el director de asuntos consulares e inmigración de esa cartera, embajador Eduardo Ormeño, la medida busca evitar deportaciones de connacionales que visitan la nación azteca, quienes por desconocer las disposiciones locales, en ocasiones pueden ser sindicados como eventuales "espaldas mojadas".

Ormeño explicó que basta con que una persona se desplace sin previo aviso a localidades mexicanas fronterizas, como Matamoro o Nuevo Laredo, para que las autoridades consulares presuman un intento de ingreso ilegal a Estados Unidos.

Actualmente, quienes son sorprendidos intentando entrar de manera indocumentada desde México se arriesgan a sanciones que van desde una multa equivalente a los 300.000 pesos, prisión entre dos y cinco años, y la expulsión de ese país.

Según indicó el embajador, se distribuirá entre las agencias de turismo y en terminales aéreos, un comunicado en que se recomendará a los chilenos que se dirigen a la nación azteca, comunicar pertinentemente su intención de trasladarse a Estados Unidos.

De no hacerlo así, agrego Ormeño, y en caso de ser ubicados por los encargados de migraciones en áreas próximas a la frontera con EE.UU., los visitantes podrían ser interrogados o incluso detenidos por un eventual intento de ingreso ilegal al país vecino.

Asimismo, el embajador explicó que el comunicar datos falsos sobre el itinerario a seguir dentro del Estado azteca también es causal de posible aplicación de sanciones.

Sin embargo, Ormeño también bajó el perfil al tema del ingreso irregular de chilenos a Estados Unidos, señalando que es preciso "aterrizar un poco el tema".

A su juicio "no son preocupantes" las cifras que se manejan actualmente al respecto.

Señaló que de las 168.765 personas que el 2000 fueron expulsadas de México por intentar trasladarse a EE.UU., sólo el 0.016 por ciento (27) eran chilenos, contra un 47 por ciento de Guatemala, un 27 por ciento de Honduras y un 22 por ciento de El Salvador, entre otros países.

Ormeño indicó que el perfil de los compatriotas que viajan a EE.UU. vía México en busca de mejores oportunidades corresponde a ciudadanos de entre 30 y 50 años de edad, que desarrollan una actividad laboral sin especialización y que tienen amigos o parientes en el lugar de destino.

No obstante, señaló que los que logran su cometido se exponen a "condiciones verdaderamente infrahumanas de vida", en que dada su condición legal no pueden optar a salarios dignos, no tienen acceso a pensiones ni al sistema de salud, ni tampoco gozan de igualdad ante la ley para defender sus derechos.

Se estima que la industria de las organizaciones que gestionan ingresos ilegales desde el país azteca a EE.UU. significa un mercado que anualmente deja una utilidad de entre 15.000.000.000 y 20.000.000.000 millones de dólares.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores