Gobierno deportará a dos peruanos acusados de agresión a chilenos

La información la dio a conocer el alcalde de Santiago, Joaquín Lavín, quien concurrió hasta el palacio de La Moneda a fin de entrevistarse con el ministro del Interior, José Miguel Insulza.

02 de Agosto de 2001 | 20:31 | Agencias
SANTIAGO.- El gobierno accedió hoy a deportar a los dos ciudadanos peruanos acusados de apuñalar a cinco chilenos, luego que los tribunales de justicia resuelvan su situacion procesal.

Los dos peruanos indocumentados atacaron con armas cortantes a los chilenos, tras un altercado sostenido la madrugada del sábado a la salida de un centro nocturno.

La información la dio a conocer el alcalde de Santiago, Joaquín Lavín, quien concurrió hasta el palacio de La Moneda a fin de entrevistarse con el ministro del Interior, José Miguel Insulza.

En la ocasión, le solicitó la expulsión de los presuntos culpables de este hecho, como una forma de fortalecer la seguridad en su municipio.

Lavín afirmó que éste no es un problema que se extienda al resto de los inmigrantes de ese país que, principalmente se reúnen en el centro de la capital para realizar sus actividades comerciales, pero por tratarse de un delito de gravedad debe tomarse esa resolución.

"La verdad que esto para mí no es un problema entre chilenos y peruanos. Al contrario, hay muchos peruanos en Chile que estan trabajando aquí, que han sido acogidos con los brazos abiertos, pero si hay una persona que está indocumentada, es decir, que está ilegal y que además de eso comete un delito, esa persona se tiene que ir", argumentó.

Por otra parte, el jefe comunal descartó que eso se contradiga con su política de puertas abiertas con la población inmigrante de ese país, ya que "no hay que confundir las cosas. La mayoría de los peruanos que están en Chile son personas que han sido acogidas, que están trabajando, que nosotros hemos recibido y con los cuales no hay verdaderamente ningún problema".

En este sentido, aclaró que "me preocupa la seguridad en el centro de Santiago", por lo cual reforzará la vigilancia de la población extranjera que permanece en esta zona e instalará un nuevo centro de reunión para los ciudadanos peruanos en la cercanía de la plaza de Armas.

Asimismo, indicó que los otros aspectos que han sido resentidos por los comerciantes chilenos en torno a estos extranjeros son más bien de convivencia, pero que se están tratando de solucionar entre las partes, aclarando que su intención no es confundir ambos temas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores