Ministro del Interior desaprueba manifestación en Lonquén

Las protestas se realizaron debido a la aprobación de la instalación de un vertedero en la localidad.

04 de Agosto de 2001 | 15:28 | ORBE, Agencia
SANTIAGO.- El ministro del Interior, José Miguel Insulza, señaló que "no es legítimo que unas personas para protestar le hagan daño a otras, como es el caso de las carreteras, lo que será reprimido si fuera necesario", respecto de las manifestaciones realizadas esta mañana por vecinos de Lonquén a raíz del anuncio de la instalación del vertedero Santa Marta.

Agregó que los ciudadanos deben examinar más que el fenómeno territorial, "es más que nada el daño que se le provoca efectivamente o qué dificultad les crea la ubicación de esos vertederos y yo tengo entendido que éstos están ubicados en lugares en donde afectan a muy pocas personas", sostuvo.

Por su parte, el intendente de Santiago, Sergio Galilea indicó que lo más importante desde el punto de vista ambiental, a su juicio, es que "en el plazo máximo de cuatro años nosotros vamos a tener rellenos sanitarios que operen en la región Metropolitana con normas ambientales europeas", afirmó.

Cabe destacar que a raíz del anuncio de la instalación del vertedero, los vecinos han señalado que sus propiedades se han devaluado practicamente a la mitad de sus precios.

Protesta de los habitantes

Mas de un centenar de pobladores de la comuna de Talagante protestaron hoy en la plaza central de Lonquén por la instalación de un vertedero en el sector de Santa Marta.

Además de autoridades tales como la alcaldesa de Talagante, Lucy Salinas (UDI) en la manifestación pública participaron representantes de organismos de derechos humanos, quienes reclaman por la cercanía del relleno sanitario al santuario dedicado a las 15 personas opositoras al gobierno militar que fueron asesinadas en la zona conocida como Los Hornos de Lonquén.

Uno de los miembros de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Emilio Astudillo, hizo un llamado a la "consecuencia política de las autoridades de Gobierno y de todos aquellos que levantaron banderas en favor de los derechos humanos".

Agregó que "no debemos tapar con basura la memoria histórica de nuestro país". Los habitantes de la zona también denunciaron, desde la tarima de un escenario habilitado especialmente para la concentración, que el intendente metropolitano, Sergio Galilea, había ejercido presiones a los integrantes de la Corema que debían aprobar el proyecto.

En tanto, la alcaldesa Salinas dijo que las autoridades debían dar a la comuna "la oportunidad de desarrollarse" y anunció que se trabajará fuertemente para que en la zona no se instale el vertedero.

"Yo, personalmente, me las voy a jugar el todo por el todo para salvar a Lonquén", dijo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores