Iglesias chilenas se comprometen a trabajar contra la violencia intrafamiliar

La acción apunta a que desde los diferentes credos se inculque una cultura de paz, comprensión y tolerancia a través del trabajo mancomunado entre el Sernam y las iglesias del país.

22 de Agosto de 2001 | 15:24 | Agencias
SANTIAGO.- Un compromiso de trabajo conjunto para impedir y terminar con la violencia intrafamiliar, suscribieron hoy el Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) y representantes de las diferentes iglesias del país.

Según explicó la ministra del organismo, Adriana Delpiano, la acción apunta a que desde los diferentes credos (católico, judío, islámico, evangélico, entre otros) se inculque una cultura de paz, de comprensión y tolerancia a través del trabajo mancomunado entre el Sernam y las doce iglesias, de modo que los fieles y la comunidad en general opten por estos caminos antes que la violencia.

En ese sentido, valoró la disposición de todas las Iglesias para llevar a cabo esta tarea tan importante en el cometido de no vivir más situaciones "dolorosas y brutales".

"Nos expresa la voluntad de los distintos sectores, de la diversidad de nuestro país en función de una tarea común y el que este compromiso que hemos firmado efectivamente representa el compromiso de seguir trabajando más allá de una campaña que tiene un principio y tiene un fin como tantas", expresó la ministra, quien citó como ejemplo el caso del degollamiento de los tres niños a manos de su padre.

"En el momento en que tomamos este compromiso tenemos a la vista un hecho tan doloroso como el que le ha tocado vivir a Andrea Vergara, madre de los niños que fueron muertos por mano de su propio padre, y creemos que la presencia de ella acá es una muestra (de la violencia) y debiera reforzar nuestro compromiso para eliminar hechos tan dolorosos y brutales como el que a ella le ha tocado vivir y realmente avanzar en una convivencia en la cual pongamos atajo al momento en que los problemas se suscitan", dijo.

Asimismo, la secretaria de Estado destacó que la campaña contra este tipo de flagelo va enfocada a que las personas, sobre todo los jóvenes aprendan a querer, a discutir y a enfrentar los conflictos que a diario se dan en las parejas y el núcleo familiar, los cuales -dijo- no se pueden eliminar porque son parte de la vida.

"Creo que la tarea educativa, la tarea pastoral, la tarea pedagógica es efectivamente mostrar un mundo en el cual el respeto, por sobre cualquier otro sentimiento, debe ser la norma que regule nuestras relaciones mutuas en el país", de modo que sea un signo de esperanza y de dar mas posibilidades "de construir una juventud que se relacione entre sí de una manera distinta".

Por ello, insistió en que una vez concluida la campaña, el Gobierno y las organizaciones sociales y eclesiásticas deben continuar su labor para que este impulso sea sostenido en el tiempo y no decaiga una vez que ingrese el próximo 27 de agosto al Congreso la nueva Ley de Violencia Intrafamiliar "que viene, esperamos, a mejorar problemas que tenía la anterior ley y que efectivamente no ha podido cubrir un hecho tan lamentable como el que le tocó vivir a Andrea".

En ella, agregó, se espera mejorar el compromiso de los agentes involucrados en el proceso (Carabineros, Investigaciones, los Tribunales de Justicia, comunidades) para hacer más efectiva la tarea impuesta.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores