Hombre se quemó a lo bonzo frente a La Moneda

Eduardo Miño Pérez se infringió una herida cortopunzante y se prendió fuego ante la vista atónita de los concurrentes, con una bolsa que contenía un tarro con líquido inflamable.

30 de Noviembre de 2001 | 12:31 | EMOL, Agencias
SANTIAGO.- Un hombre padre de tres hijos y desempleado se quemó hoy a lo bonzo en la Plaza de la Constitución, frente al Palacio de La Moneda, dejando una carta en la que enumera las razones por las cuales atentó contra su vida.

El hecho ocurrió a las 11.40 horas, mientras se realizaba un acto por el Día Internacional del Sida, en el que participaba la ministra de Salud, Michelle Bachelet. El hombre de 52 años, contextura gruesa, y un metro y 60 centímetros de altura, identificado como Eduardo Miño Pérez, se infligió una herida cortopunzante y se prendió fuego ante la vista atónita de los concurrentes, con una bolsa que contenía un tarro con líquido inflamable.

Tras arder por un minuto, el sujeto fue rápidamente socorrido por Carabineros, quienes lo apagaron con extintores y luego le lanzaron agua de las piletas de la plaza.

Cinco minutos después el hombre fue trasladado en una ambulancia del Samu hasta la Unidad de Quemados de la Posta Central, bajo custodia de la policía uniformada.

Miño dejó una carta en la que intentaba explicar las razones de su dramática decisión.

La misiva señala textualmente:

Miño Pérez portaba consigo una carta en la cual explicaba las razones por las cuales atentó contra su vida.

"Mi nombre es Eduardo Miño Pérez, CI: 6.449.449-K, militante del Partido Comunista.

Soy miembro de la Asociación Chilena de Víctimas del Asbesto. Esta agrupación reúne a más de 500 personas que están enfermas y muriéndose de asbestosis. Participan las viudas de los obreros de la industria Pizarreño, las esposas y los hijos que también están enfermos solamente por vivir en la población aledaña a la industria.

Y han muerto más de 300 personas de mesotelioma pleural que es el cáncer producido por aspirar asbesto.

Hago esta suprema protesta denunciando:

1.- A la industria Pizarreño y su holding internacional, por no haber protegido a sus trabajadores y sus familias del veneno del asbesto.
2.- A la Mutual de Seguridad por maltratar a los trabajadores enfermos y engañarlos cuanto a su salud.
3.- A los médicos de la mutual por ponerse de parte de la empresa Pizarreño y mentirle a los trabajadores, no declarándoles su enfermedad.
4.- A los organismos de Gobierno, por no ejercer su responsabilidad fiscalizadora y ayudar a las víctimas.

Esta forma de protesta, última y terrible, la hago en plena condición física y mental como una forma de dejar en la conciencia de los culpables el peso de sus culpas criminales.

Esta inmolación digna y consecuente la hago extensiva también contra:

- Los grandes empresarios que son culpables del drama de la cesantía que se traduce en impotencia, hambre y desesperación para miles de chilenos.
- Contra la guerra imperialista que masacra a miles de civiles pobres e inocentes para incrementar las ganancias de la industria armamentista y crear la dictadura global.
- Contra la globalización imperialista hegemonizada por Estados Unidos.
- Contra el ataque prepotente, artero y cobarde contra la sede del Partido Comunista de Chile.

Mi alma, que desborda humanidad, ya no soporta tanta injusticia".

Consternación del Ejecutivo

El ministro secretario general de Gobierno, Claudio Huepe, expresó hoy la consternación del Ejecutivo por el intento de suicidio.

El secretario de Estado, tras lamentar la dramática acción, reconoció que la debida atención a las enfermedades catastróficas sigue siendo un tema pendiente en el sistema de salud chileno.

El portavoz del Gobierno precisó, sin embargo, que en julio pasado entró en vigencia la norma que prohíbe el uso del asbesto en Chile y señaló que el Ministerio de Salud fiscaliza el cumplimiento de esta disposición.

Agregó que la Empresa Pizarreño, acusada directamente por el trabajador desempleado, modificó sus mecanismos de producción para evitar el uso del asbesto.

"Los temas que él plantea tienen que ver con un tema de salud pública sobre el cual nosotros creemos haber tomado las medidas en el momento adecuado", dijo el ministro al aludir a la prohibición del uso del dañino mineral.

"Obviamente, una persona que se quema a lo bonzo a pocos pasos del palacio de La Moneda no deja de impactarnos dramáticamente", señaló.

Huepe informó que Eduardo Miño resultó con más del 70 por ciento de su cuerpo quemado, además de las heridas punzantes que se infirió antes de rociarse con gasolina.

Padrastro murió de asbestosis

Según supo EMOL, el padrastro de Miño, Manuel Cerda, fue trabajador de la empresa Pizarreño hasta mediados de los años setenta, y murió de asbestosis en 1989.

Miño, sin embargo, no sufría de la enfermedad, de acuerdo a lo informado por la Ministra de Salud, Michelle Bachelet.

En tanto, el director de la Posta Central, Leonardo Ristori, informó esta tarde que Eduardo Miño Pérez se encuentra con escasas posibilidades de sobrevivir.

El médico indicó que la víctima está recibiendo atención en la unidad de quemados de ese centro asistencial, afirmando que además presentaba una profunda herida penetrante.

Por su parte, el miembro del comité central del Partido Comunista, Lautaro Carmona, estuvo cerca del mediodía en la Plaza de la Constitución para enterarse de los acontecimientos que rodearon la autoinmolación del supuesto perjudicado por la enfermedad de Asbestosis.

El dirigente no confirmó que Eduardo Miño Pérez fuera miembro de su colectividad, indicando que concurrirá hasta la Posta Central para obtener mayores antecedentes de este hombre.

No obstante, Carmona enfatizó que "cuando una persona de entre nosotros adopta un mecanismo de dar la vida en esta forma de autodestrucción, es que hemos llegado a un nivel que sobrepasa toda barrera desde el punto de vista de la comprensión, de parte de la inteligencia de la gente de lo que está pasando en Chile".

Asimismo, manifestó su esperanza respecto a que este hecho no concluya en un desenlace fatal y que los especialistas puedan recuperar plenamente la salud del afectado.

Pizarreño: "No trabaja ni trabajó en la empresa"

Ante los hechos de esta mañana, la empresa Pizarreño, aludida en la carta de Miño, emitió una declaración pública que indica que el afectado no es ni ha sido empleado de la compañía.

La declaración, firmada por el gerente general, Roberto Calcagni, señala textualmente:

"Ante el lamentable suceso ocurrido en la mañana de hoy, en el cual el señor Eduardo Miño Pérez resultó gravemente herido, Sociedad Industrial Pizarreño S.A. se hace un deber informar a la opinión pública que:

"1. Sentimos gran dolor y manifestamos nuestra preocupación por la salud del señor Eduardo Miño y

"2. Que después de revisar nuestros registros, el señor Eduardo Miño Pérez no figura como trabajador de nuestra empresa en la actualidad ni en el pasado."

Asbesto ya está prohibido

Cabe recordar que el uso del asbesto quedó prohibido en Chile el 12 de julio pasado, al entrar en vigencia el decreto 656 del Ministerio de Salud, promulgado el 13 de enero de este año.

Al día siguiente de la entrada en vigencia del decreto, el director del Servicio de Salud Metropolitano del Ambiente informó de la fiscalización de 9 industrias de la Región Metropolitana que trabajaban con asbesto (y que representan el 90% de las empresas que alguna vez trabajaron con asbesto a nivel nacional), comprobándose el total cumplimiento de la nueva norma.

"Hicimos inspecciones en empresas como Pizarreño, Fibrocementos Maipú, Indubal, Cabal, Indupaq, Cementa entre otras y comprobamos que el asbesto fue reemplazado como materia prima por la fibra de vidrio", dijo el funcionario.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores