Globalización condicionada pidió Canciller Alvear en la ONU

Al dirigerse hoy a la Asamblea General del organismo mundial, señaló que la globalización "requiere de gobernabilidad, de un esfuerzo sistemático y compartido por la comunidad internacional para establecer las reglas del nuevo sistema internacional" a través de consultas con pueblos y naciones.

13 de Septiembre de 2002 | 21:45 | AP
NACIONES UNIDAS.— La ministra de Relaciones Exteriores de Chile, María Soledad Alvear, dijo hoy viernes en la Asamblea General de las Naciones Unidas que su país cree en la globalización económica y política, aunque en consulta con pueblos y naciones.

Alvear insistió que los chilenos "creemos en los beneficios de la globalización económica y política. Pero creemos igualmente que esta globalización requiere de gobernabilidad, de un esfuerzo sistemático y compartido por la comunidad internacional para establecer las reglas del nuevo sistema internacional. Sostenemos que este esfuerzo debe desplegarse de una manera más participativa, en consulta constante con nuestros ciudadanos, con nuestras sociedades civiles".

Según la ministra, la globalización "puede ser una fuente de oportunidades para todas las naciones, en especial para países pequeños y distantes como el nuestro, alejado de los grandes centros de consumo y de los flujos internacionales".

Para ello, agregó, es indispensable "alcanzar un comercio internacional justo, con reglas de juego claras y previsibles, sin medidas que lo distorsionen", como los subsidios y la aplicación inadecuada de medidas antodumping, especialmente en los productos agrícolas.

Empero, en lo referente a la América latina, Alvear dijo que "quienes creemos que la globalización debe sustentarse en principios de competitividad, sin exclusiones, vemos a nuestros productos enfrentados, periódicamente, a restricciones que son muy difíciles de explicar, lo que siembra dudas acerca de la voluntad que existe de avanzar hacia una globalización sin parcelamientos. Evidentemente, parte de la crisis latinoamericana es de propia responsabilidad"

Empero, atribuyó parte de esa situación regional al mundo desarrollado, Estados Unidos es particular por ser uno de los mejores clientes de los productos agrícolas chilenos, y en menor grado, la Unión Europea.

"Este (mundo desarrollado) nos ha transmitido, a través de diversas acciones, sus propias crisis de convicción respecto de un modelo económico, en el cual creemos y en el cual hemos puesto nuestras energías, pero respecto del cual subsisten desconfianzas y temores en los principales actores del sistema económico", expresó,
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores