Gobierno desmiente declaraciones de general Ríos

El vocero de Gobierno, Heraldo Muñoz, nego lo señalado por el comandante en Jefe de la Fach este fin de semana, quien señaló que las autoridades estaban al tanto de la situación judicial de la esposa del general Campos.

23 de Septiembre de 2002 | 13:57 | Mauricio Campusano, El Mercurio en Internet
SANTIAGO.- Lejos de terminar se encuentra la polémica suscitada por la posible rearticulación del "Comando Conjunto", luego que el Gobierno desmintiera esta mañana en forma categórica las declaraciones del comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile (FACh), Patricio Ríos, acerca de que el Gobierno manejaba los antecedentes que vinculaban a la esposa del recientemente renunciado general Patricio Campos, antes de que éste fuera ascendido a general de Aviación.

Tras conocerse los desmentidos hechos por Edmundo Pérez-Yoma y Mario Fernández, ex titulares de Defensa de Eduardo Frei y Ricardo Lagos, respectivamente; el vocero de Gobierno, Heraldo Muñoz, contradijo lo declarado por el general Ríos este fin de semana, quien señaló que los personeros habían sido informados por él acerca de la situación que afectaba a la esposa de Campos, Viviana Ugarte.

"El Gobierno sólo reitera en forma categórica la información que ha entregado el ministro Fernández, y agrega que él ni el Presidente de la República estaban en conocimiento de la situación judicial de la esposa del general Campos. De modo que esas versiones de prensa que han aparecido sobre que el Presidente y su ministro de Defensa sabían de la situación, no tienen ningún fundamento", dijo el secretario de Estado.

Enfrentado a una situación que incomoda al Gobierno, pues entre otras cosas el Presidente Lagos no puede solicitar la renuncia de un comandante en Jefe, el vocero de la Moneda rehuyó calificar en qué pie se encuentran las relaciones de La Moneda con el jefe de la FACh tras el episodio, como así mismo si el Gobierno estima que la mejor salida es que sea el propio general Ríos quien presente su renuncia.

"No puedo referirme a una situación que afecta a un comandante en Jefe, pues éstas situaciones se manejan en forma institucional, y apegadas estrictamente a las facultades que la Constitución le otorga al Presidente de la República", dijo Muñoz, quien además descartó que el Presidente Lagos vaya a convocar al Consejo de Seguridad Nacional, Cosena, para lograr la salida del general Ríos.

A cambio de ello, pero sin decirlo abiertamente, el Gobierno espera que sea el general Ríos el que decida irse de la institución, sobre todo luego de conocer el categórico desmentido hecho desde la sede gubernamental y el efectuado por parte de las personas a las que, supuestamente, habría informado de la situación de la esposa del general Campos al momento de tratar su ascenso al alto mando de la FACh.

"Cada uno tiene que responder por sus dichos: el general Ríos por lo que dice, y el Gobierno con lo que afirma y reitera en forma categórica. (…) Los gestos son absolutamente personales e individuales y no me corresponde a mí, como vocero de Gobierno, referirme a eso", dijo escuetamente el ministro Muñoz.

La actitud cautelosa de La Moneda de no arremeter en contra del general Ríos parece responder más bien a que el Gobierno no desea ganarse una pugna con la Fuerza Aérea y el resto de las fuerzas armadas por este hecho; actitud que se suma al conocimiento de lo que pasó en 1994, cuando el entonces Presidente Frei quiso forzar la salida del director de Carabineros, Rodolfo Stange, por el caso "degollados".

Aquella situación le valió un gran dolor de cabeza a La Moneda, pues a la imposibilidad constitucional de llamarlo a retiro, se sumó la negativa de Stange de presentar su renuncia en forma inmediata, tal como lo quería el Gobierno de la época, y sólo la hizo efectiva en octubre de 1995.

PPD pide la renuncia del general Ríos

La actitud cautelosa de La Moneda, no obstante, contrasta con la expresada esta misma mañana por el presidente del Partido por la Democracia (PPD), Guido Girardi, quien expresó que el general del aire debiera presentar su renuncia.

"Después de las declaraciones del general Ríos, en las que para salvarse a sí mismo no ha actuado responsablemente y ha intentado vincular incluso a otros ministros de Defensa, a un ex presidente de la República y al propio Presidente Lagos, demuestra que hay un ánimo de proteger, de no investigar y de no desenmascarar una red que podría estar operando (…) Por la FACh, por una actitud patriótica, por el país, por los familiares de los detenidos desaparecidos y por todos los chilenos el general Ríos debiera presentar su renuncia", enfatizó el timonel del PPD.

El pedido del PPD se suma a los hechos por otros dirigentes de la Concertación en los días previos, quienes también dejaron entrever que lo sucedido con el general Patricio Campos y su esposa pudo haber influido en el fracaso que tuvo la mesa de diálogo.

Por ello también es que La Moneda haya tenido el sumo cuidado en que si bien se le quitó el piso al general Ríos, no sucede lo mismo con los escasos resultados que tuvo la instancia de derechos humanos.

"A la mesa de diálogo hay que mirarla desde un punto de vista histórico, porque representó un acercamiento, un énfasis en el futuro y un intento de búsqueda de la verdad; imperfecto, pero de todas manera un intento que hay que valorar", acotó el ministro Muñoz en defensa de la instancia.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores