Ejército rinde emotivo y solemne homenaje a general (r) Carlos Prats

El Comandante en Jefe de la rama castrense destacó la carrera del asesinado uniformado y explicó que el acto de hoy no busca reescribir la historia.

Ver especial Caso Prats

SANTIAGO.- Tres salvas estremecieron a las 12:20 horas la habitual tranquilidad del Cementerio General. Las descargas fueron el punto final del solemne y emotivo acto con que el Ejército rindió esta mañana el homenaje fúnebre al general (r) Carlos Prats González, el mismo día en que se cumplen 30 años de su muerte.

Segundos antes de los disparos, los acordes de la marcha "Los viejos estandartes" acompañaron la ceremonia en la que el Comandante en Jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, entregó a las hijas del matrimonio Prats-Cuthbert un pabellón patrio que permaneció sobre la tumba del asesinado ex uniformado.

La emoción y la solemnidad castrense marcaron toda la ceremonia de homenaje que comenzó a las 11:00 horas frente a la capilla del camposanto, con un responso fúnebre encabezado por el cardenal arzobispo de Santiago, monseñor Francisco Javier Errázuriz.

Ya cuando los coros comenzaban a cantar melodías religiosas, la hija menor del ex uniformado, Cecilia Prats Cuthbert, no lograba controlar sus lágrimas, las que más tarde se apoderaron de sus hermanas, y de los nietos de los homenajeados.

Al conmovedor responso le siguió una romería a los sones de la marcha "Adiós al séptimo de línea". La caminata hacia la tumba donde descansan los restos del ex Comandante en jefe del Ejército, estuvo encabezada por un caballo negro con atalajes seguido de los estandartes de la Escuela Militar, la Escuela de sub-Oficiales y de los tres regimientos que encabezó Prats: El Regimiento N° 1 Buin, el N° 15 Chorrillos y el Grupo de Artillería Tacna.

Una vez en la tumba del matrimonio, los familiares encabezados por las tres hijas del ex militar escucharon atentamente el extenso discurso del general Cheyre en el cual recordó en detalle la carrera militar de Prats.

En sus palabras, el jefe castrense sostuvo que el Ejército está trabajando porque nunca más se vuelvan a repetir hechos como los que acabaron con la vida del general y su esposa en Buenos Aires en 1974.

"El Ejército hoy nuevamente escribe otra página de las que ha venido trazando, para aportar a superar las heridas, las diferencias odiosas y todo resabio pretérito que nos divida", aseveró.


Cheyre sostuvo además que el Ejército rechaza la sedición de los responsables del crimen, cuyo autor confeso goza de libertad protegido por la justicia internacional.

El general recalcó además que el acto no busca reescribir ni interpretar la historia, así como tampoco reivindicar la figura política del general, sino recordar al Prats militar. "La dignidad del cargo alcanzado por el señor general Prats no merece la mezquindad del olvido o la indiferencia. El general Prats nos permite en este acto quedar en paz con nosotros mismos y no persistir en ofender su memoria de soldado", recalcó.

Asimismo recordó como lección de lo sucedido el hecho que el Ejército debe permanecer ajeno a la vida política nacional.

Sofía Prats: Se ha cumplido algo que estaba pendiente

Tras recibir numerosos saludos una vez terminada la ceremonia, la hija mayor del matrimonio Prats- Cuthbert, Sofía, sostuvo que "se ha cumplido algo que estaba pendiente. Ha sido muy emocionante. Creo que ésta es la manera, como lo ha dicho el general Cheyre, de que el Ejército reconozca cuáles son sus valores principales y de los cuales nunca debió apartarse: respetar su rol institucional, respetar la vida de las personas".

Agregó que con el gesto del Comandante en Jefe "se abre un camino muy importante para que el Ejército se mantenga firme en esos valores".

Sofía sostuvo que la pena de la pérdida de sus padres nunca podrá ser superada, pero que este acto cierra la distancia que existía entre la figura de su padre y el Ejército.

"Creo que es un reconocimiento a su figura, a su misión, en ese sentido creo que se hace Justicia", comentó.

Respecto de los culpables del crimen, Sofía sostuvo que a ella y sus hermanas siempre las ha movido el afán de Justicia, "en cuanto a saber quiénes fueron, y que se establezcan las responsabilidades correspondientes. Es duro ver a las personas en la cárcel, no se lo deseo a nadie, pero si la sociedad tiene esa forma de hacer Justicia, yo lo considero adecuado".

Consultada por la situación del general (r) Augusto Pinochet en el caso, la próxima embajadora de Chile en Grecia afirmó que espera que se haga justicia con todos los responsables de la muerte de su padre, "incluso con algunos que todavía no conocemos. Pinochet está considerado como autor, pero no fue procesado por razones de salud. Eso está acreditado en el juicio, no es una opinión mía, es la opinión jurídica de la jueza argentina".

Al acto asistieron representantes de los distintos poderes del Estado. Por el Gobierno, estuvieron presentes el vocero de La Moneda, Francisco Vidal; la saliente ministra de Defensa, Michelle Bachelet, y la saliente Canciller, Soledad Alvear.

Participaron también el presidente de la Cámara de Diputados, Pablo Lorenzini, y el presidente del Senado, Hernán Larraín, quien no pudo ocultar la emoción que le provocó la ceremonia.

Postergado homenaje

Carlos Prats fue asesinado el 30 de septiembre de 1974 en Buenos Aires, Argentina, cuando una bomba accionada por agentes de la DINA hizo explotar su automóvil en el que se encontraba junto a su esposa Sofía Cuthbert.

El homenaje de hoy viene a sellar un proceso de restitución de la figura de Prats en el mundo militar, puesto que desde que fuera ministro del Interior del Presidente Salvador Allende, opositores a su gestión lo acusaron incluso de traidor, situación que para sus familiares la historia se ha encargado de desmentir.

Luego del crimen que tuvo lugar en el barrio Palermo de Buenos Aires el 30 de septiembre de 1974, los restos del general y su esposa fueron velados en esa ciudad, y trasladados a Chile la noche del 3 de octubre. Sus funerales se efectuaron en privado en el Cementerio General el día 4 de octubre.

Previo al funeral se realizó una misa en recuerdo del general y su esposa en la Parroquia de la Transfiguración, en la que tampoco hubo oradores ni una importante presencia del mundo militar.

El de hoy es el cuarto gesto que realiza el Ejército con respecto a la figura del fallecido uniformado.

Con anterioridad la institución incluyó su foto en la galería de Comandantes en Jefe de la Escuela Militar, efectuó una misa en su memoria, y lo incluyó en el libro con la reseña de cada uno de los comandantes en jefe, en el que se destacó su gestión al frente de la rama de las Fuerzas Armadas.

La misa, recordada como un gesto de reconciliación, tuvo lugar el 30 de septiembre de 2002 en la capilla de la Escuela Militar y fue oficiada por el obispo castrense Pablo Lizama. A ella asistió la ministra de Defensa Michelle Bachelet, el Comandante en Jefe del Ejército, general Juan Emilio Cheyre, las hijas del matrimonio Prats-Cuthbert, Sofía, Cecilia y María Angélica, y oficiales en servicio activo y en retiro.
Carolina Valenzuela, El Mercurio en Internet
Jueves, 30 de Septiembre de 2004, 12:37
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Nacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion