Conaf retira a su personal de la zona del volcán Llaima

Fumarolas, detonaciones y la emanación de esquirlas de cerca de dos milímetros de espesor han marcado actividad del macizo en las últimas 48 horas.

Conaf retira a su personal de la zona del volcán Llaima
El cono del Llaima.
Foto: Mario Quilodrán-El Mercurio

TEMUCO.- La Corporación Nacional Forestal, Conaf, decidió retirar a su personal desde la zona del volcán Llaima ante la actividad que éste ha presentado con fumarolas, detonaciones y la emanación de esquirlas de cerca de dos milímetros de espesor.


El Llaima ha aumentado sus emanaciones durante las últimas 48 horas, hechos que provocaron que el Comité Civil de Seguridad de la comuna de Melipeuco se reuniera para analizar la situación.


A las 3 de la madrugada del jueves, el macizo comenzó a registrar movimientos que fueron calificados como anormales por el personal de Conaf presente en el Parque Nacional Conguillío, situado en las cercanías del volcán. Por esta razón, la dirección regional de Conaf, encabezada por Mario Acuña, decidió retirar el contingente y cerrar el parque durante la mañana de ayer, y mantener sólo a una persona encargada de informar sobre la situación en terreno.


Sin embargo, horas más tarde, dicha anormalidad fue desmentida por la gobernadora de la provincia de Cautín Yolanda Pérez, quien llegó hasta la municipalidad de Melipeuco para reunirse con los miembros del Comité Civil de Seguridad, compuesto por representantes de Bomberos, Carabineros y el SAMU, cita en la cual además estuvieron presentes el vulcanólogo Hugo Moreno y el Jefe de la IX Zona de Carabineros, General Augusto Carmona.


A la salida de la reunión, la gobernadora indicó que “no ha variado la situación. Nos encontramos en alerta verde dos que es una alerta temprana preventiva” y expresó que la decisión de Conaf de retirar a su personal fue “un poco acelerada”. Agregó también que los ruidos subterráneos oídos por los guardaparques respondían a un fenómeno relacionado con las emisiones normales del volcán y con la propagación del ruido propiciada por el viento.


Por otra parte, el vulcanólogo Hugo Moreno indicó que los ruidos oídos por los guardaparques fueron “detonaciones a nivel del cráter. En este momento la situación sísmica es estacionaria”. Sostuvo además que cuando un volcán “emite material particulado, técnicamente es una erupción” y que el volcán Llaima siempre tiene ese tipo de manifestaciones.


Según Moreno, el actual proceso de erupción del volcán se inicio el 26 de mayo pasado. En tanto, pobladores de Melipeuco dicen haber percibido los ruidos al igual que el personal de Conaf, y aseguran haber visto las fumarolas durante la madrugada del jueves. Así lo aseguró Jorge Estrada, quien trabaja a dos kilómetros del Parque Nacional Conguillío, quien vio desde su casa en Melipeuco las detonaciones y camino a su trabajó observó restos de ceniza presentes en la nieve que cubre el lugar.


Pese a las declaraciones de la gobernadora, Mario Acuña defendió el accionar de Conaf. Indicó que los reportes entregados por sus guardaparques obligaron a poner en marcha el plan de contingencia dada la actividad del volcán y que el movimiento se fue acentuando hasta el retiro del personal. Al cierre de esta edición, Acuña se reuniría con el efectivo de Conaf presente en el Parque Nacional Conguillío para estudiar una posible reapertura.

Nicolás Gutiérrez-El Mercurio Online
Jueves, 14 de Junio de 2007, 20:47
Comentarios mejor valorados en Nacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion