Juez Cerda en Fundación Gruber: "Creo ser juez de la gente"

Al recibir el premio de la Fundación Gruber, el magistrado señaló que esto implica un vacío en su labor, pero que a pesar de ello, se siente legitimado y cree ser un "juez de la gente".

10 de Octubre de 2007 | 18:56 | El Mercurio Online

El juez agradece el premio.

Agencia.

SANTIAGO.- Al recibir el premio de la Fundación Gruber, en Estados Unidos, por su labor en casos de derechos humanos, el ministro de la Corte de Apelaciones Carlos Cerda admitió que hay un sector del país que no reconoce su independencia judicial.


"Hay un sector del país que no reconoce en mí al juez independiente, imparcial y objetivo. Llego aquí con ese vacío", señaló en su discurso el magistrado.


No obstante, afirmó que se siente "legitimado" en su trabajo jurisdiccional que lo llena "vocacional y profesionalmente". "Creo ser juez de la gente. Quiero ser juez de todos", añadió.


El magistrado señaló que le duele "la falta de justicia" y en ese sentido dijo que no tiene por qué ocultar que siente "sed de ella".


"¿Qué mayor dádiva que la de sentirse juez de su pueblo? ¿Son acaso muchos los que tienen el privilegio de ser puestos en el tapete público nada más por el hecho de hacer lo que responsablemente consideran deben hacer?", indicó respecto a las críticas que ha recibido por su desempeño en el caso Riggs, donde recientemente proceso a 23 personas entre las que se encuentran la viuda del ex gobernante Augusto Pinochet y sus cinco hijos.


Al agradecer el galardón, consistente en $88 millones de pesos, el magistrado dijo que lo recibía con orgullo "porque traduce lo que más nos debe preocupar en la humanidad entera: la dignidad de las personas".


Además realizó un repaso de lo que entiende por ser juez, recordando que dicha visión muchas veces se ha traducido en dictámenes rechazados por sus superiores, que han sido causa de sanciones y que incluso casi acarrean su expulsión de la judicatura.


Enfatizó que la tarea de "argumentar para convencer" es ardua y permanente, pues de esa acogida depende, en parte, la confiabilidad y credibilidad de los jueces.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores