Perfil: Mónica Jiménez, una carrrera ligada a la educación y a los DD.HH.

La nueva ministra de Educación se reconoce cercana a la DC, pero nunca ha sido militante. Formó parte del Consejo Asesor Presidencial en Educación.

SANTIAGO.- Mónica Jiménez de la Jara, la recién nombrada ministra de Educación, es Asistente Social, tiene 67 años y posee el grado de Magíster en Educación para el Trabajo Social.


Aunque reconoce ser cercana a la Democracia Cristiana, asegura nunca haber sido militante "no porque no participe de la doctrina, sino porque siempre me ha tocado tener compromisos y realizar actividades donde es mejor no ser militante".


Jiménez estuvo casada con Juan Barros durante 40 años, con quien tuvo cinco hijos. Enviudó en 2002 y emprendió un nuevo desafío en Temuco, donde en enero de 2004 asumió la rectoría de la Universidad Católica de esta ciudad, cargo que desempeñaba hasta la fecha.


La actual titular de Educación formó parte de la Consejo Asesor Presidencial de Educación Superior que en marzo pasado entregó su informe final a la Presidenta Michelle Bachelet, el que entre otras propuestas planteó garantizar que los alumnos más pobres estudien gratis la enseñanza superior. En dicha instancia votó a favor del lucro en la educación.


En otro ámbito, Jiménez integró la comisión "verdad y reconciliación", la cual tuvo a su cargo la elaboración del Informe Rettig sobre las violaciones a los derechos humanos que tuvieron lugar durante el régimen de Augusto Pinochet.


En este contexto, presidió además durante diez años la "Comisión Justicia y Paz", organismo de la Conferencia Episcopal de Chile.


Actualmente, es parte del Consejo Consultivo de la Fundación Paz Ciudadana, entidad de la cual fue miembro del directorio durante varios años.


También se ha desempeñado como presidenta del Directorio de la Corporación Participa -la cual fundó-, Directora Ejecutiva de la Corporación Educacional Aprender, líder del Proyecto Universidad Construye País y como profesara titular de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Católica.


La nueva ministra -que en 1976 recibió la distinción como la mejor asistente social de Chile- fue becaria Fulbright en 1981, donde participó en el Programa para Académicos Residentes en la Universidad Católica de América, en Washington.

El Mercurio Online
Jueves, 17 de Abril de 2008, 14:20
Comentarios mejor valorados en Nacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion