Especialistas aclaran síntomas y tratamiento de los lipomas cerebrales

Coinciden en que, por lo general, se trata de tumores asintómaticos que no representan mayores complicaciones para calidad de vida de los pacientes y aclaran que su ubicación al interior del cerebro es muy insual.

SANTIAGO.- Ante la renuncia de Vasco Moulian como candidato a diputado por Valparaíso, luego que se le diagnosticara la presencia de un lipoma en su cabeza, especialista aclararon cuál es el origen de este tipo de tumores y en qué consiste generalmente su tratamiento.


El neurocirujano del Hospital Clínico de la Universidad Católica Patricio Tagle afirmó que por definición "los lipomas son tumores adiposos, es decir, que se generan a partir de células grasas y que generalmente aparecen en las partes del cuerpo donde ésta está presente".


Sin embargo, afirmó que en casos muy extraños pueden crecer en otros órganos, como es el cerebro. "Los lipomas intracerebrales son rarísimos, constituyen sólo cerca del 0,1% de los tumores cerebrales y se supone que en esos casos son células adiposas que se quedaron ahí desde el nacimiento o hubo una transformación, lo que es muy poco frecuente".


También pueden ubicarse a nivel subcutáneo y en esa situación se extirpan a través de un intervención ambulatoria y no se requiere un periodo extendido de recuperación.


Tagle explicó que los síntomas que puede llegar a generar un lipoma intracerebral dependen del lugar en el que se ubiquen. "Por ejemplo, si crece en la región en la que se coordina el movimiento, se notará una pérdida de fuerza; si está cerca del nervio óptico, puede provocar problemas de visión", sostuvo el especialista del Hospital Clínico de la UC.


Además, Tagle advirtió que en el caso que se trate de un lipoma intracerebral, lo recomendable es una intervención quirúrgica para extirparlo, aclarando que los riesgos de la operación está directamente relacionados con el área del cerebro en que se encuentren.


El jefe del Departamento de Neurología y Neurocirugía de Clínica Dávila, Mario Rivera, afirmó que los lipomas "se pueden encontrar en distintas partes del cuerpo, y que por lo general no presentan síntomas", y agregó que "regularmente se trata de hallazgos, es decir, se descubren de manera accidental, sin que el paciente esté consultando precisamente por esa causa".


Rivera aseguró que como se trata de adiposidad, por lo general, no representan ningún riesgo para los pacientes, y en el caso de que estén ubicados en la cabeza, la cirugía no es muy común, en la medida que una intervención quirúrgica tiene un riesgo mucho mayor que dejar el lipoma en el lugar donde se encuentra.


"Raramente pueden provocar síntomas como el dolor de cabeza, esto en el caso que esté obstruyendo la circulación del líquido encéfalo raquídeo, generando mayor presión al interior del cráneo", indicó el especialista.


Los lipomas también pueden provocar síntomas en el caso que por su ubicación, estén comprimiendo estructuras sensibles como son las meninges, algún tipo de nervio o un vaso sanguíneo, según indicó Rivera.

Bárbara Covarrubias, El Mercurio Online
Jueves, 3 de Septiembre de 2009, 22:09
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Nacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion