Corte zanja conflicto: Terrenos del Hotel Hanga Roa no le pertenecen al clan Hito

Así lo estableció el tribunal de alzada de Valparaíso luego que los rapanui no pudieran acreditar ante la justicia la documentación necesaria. Aún pueden recurrir a la Suprema.

26 de Agosto de 2011 | 16:40 | Por Leslie Ayala C., Emol

VALPARAÍSO.- Un nuevo revés judicial afecta a la familia Hito oriunda de Isla de Pascua. Tras enfrentarse en diversos tribunales a la familia Schiess, la Corte de Apelaciones de Valparaíso resolvió en contra de los rapanui al rechazar la demanda reinvindicadora con la cual pretendían hacer valer sus derechos de herencia de los terrenos en los que se emplaza el Hotel Hanga Roa.


El tribunal de alzada porteño estableció que durante el juicio civil los Hito no lograron establecer a través de documentos legales que a ellos les correspondía ser propietarios de estos terrenos que habrían sido de sus ancestros de la isla.


El fallo, al cual tuvo acceso Emol, señala que "la propia demandante (una integrante del clan Hito) reconoce que con fecha 31 de octubre de 1970 el Fisco de chile donó los terrenos del Hotel mencionado a Corfo, y que esta institución posteriormente vendió a Hugo Salas Román el 27 de enero de 1981, como igualmente, que éste luego aportó en dominio a la Sociedad Hotelera Interamericana (Chile) S.A. (de propiedad de los Schiess)".


La Corte de Valparaíso, al igual que el juzgado de primera instancia, consultó al Registro Civil de esa ciudad por los papeles de la presunta posesión efectiva de esos terrenos a favor de Diana Hito, y se informó que cuando ésta se solicitó fue rechazada.


"La demandante -que ejerce la acción reivindicatoria- no pudo justificar ser dueña de lo que pretende reivindicar, no ha acreditado el dominio que le asiste como para poner este derecho en acción", dice el dictamen.


De todas formas esta sentencia aún es objeto de recursos que podría presentar la familia Hito. De realizarse será la Corte Suprema quien resuelva esta situación y termine con una serie de conflictos que incluso llevaron al Gobierno en febrero de 2011 a ofrecer una serie de medidas a este clan para deponer las violentas manifestaciones de ocupación del hotel.