"Los subrogantes" desclasifican el lado B de reemplazar a los ministros top

Durante febrero el país está en manos de los "subrogantes". A ellos les divierte que de un día para otro los llamen "ministro" y aseguran que "no se les suben los humos" por su nuevo estatus veraniego.

SANTIAGO.- Durante el año mantienen un bajo perfil, pero cuando llega el verano se vuelven repentinamente famosos y sus nombres comienzan a figurar en los titulares de diarios y noticieros. No es que de pronto hayan cambiado el gabinete, sino que entran en acción los ministros subrogantes, quienes de un día para otro se deben hacer cargo de sus carteras mientras su jefe, el ministro, está de vacaciones.


"A uno de un día para otro le empiezan a decir 'ministro' y eso es un poco divertido porque uno sigue siendo la misma persona de siempre", comenta el subsecretario Francisco Irarrázaval, quien por estos días es el flamante ministro (s) de Vivienda, en reemplazo de Rodrigo Pérez Mackenna.


Junto con su nuevo estatus momentáneo, otro cambio que enfrentan es la mayor exposición mediática. El ministro (s) de Obras Públicas, Lucas Palacios, reconoce que "al principio me ponía un poco nervioso, pero cada vez me siento mejor". Cuenta que cuando recién asumió como subsecretario recibió preparación en caso de que debiera realizar vocerías, pero asegura que "esto se aprende con guitarra, en la práctica".


Los demás consultados dicen que no recibieron entrenamiento especial para enfrentar las cámaras y micrófonos. "Uno tiene que ser uno mismo", afirma Irarrázaval, quien asegura que la clave es tener "buena comunicación" con el ministro. "Uno durante todo el año trabaja junto al ministro y, por lo tanto, sabe cómo reaccionaría él y cuáles son sus opiniones", sostiene.


Un reemplazante que reconoce tener "la vara alta" en el manejo comunicacional es el ministro (s) del Trabajo, Bruno Baranda, quien debe reemplazar nada menos que a la mediática Evelyn Matthei. "Ella obviamente que tiene un liderazgo y una presencia pública y mediática tremendamente importante y por eso pone la vara bastante alta y muy exigente", admite.


No obstante, afirma que cuando la subroga lo hace "con mucha naturalidad" y en su "estilo propio". "La ministra comprende las personalidades de cada uno y nos da mucha libertad", indica. Añade que debido a que durante el año realizan "un potente trabajo en equipo, asumir la subrogancia se hace muy natural".


De todas formas, antes del reemplazo los subsecretarios afinan cada detalle y tienen extensas reuniones con el ministro. Baranda cuenta que el día en que Matthei se fue de vacaciones –el 1 de febrero– estuvieron "prácticamente todo el día juntos". "Almorzamos juntos, trabajamos durante la tarde y nos quedamos hasta las 8:30 de la noche viendo todos los temas pendientes y los énfasis que queríamos dar", indica.


"No se nos suben los humos"


Cuando asumen como ministros (s), los subsecretarios continúan trabajando en su misma oficina y no obtienen ningún incentivo económico adicional. También dejan en claro que pese a su nuevo rol no se le "suben los humos a la cabeza". "Gracias a Dios no se nos van los humos a la cabeza. No me desubico por ejercer provisoriamente como ministro subrogante, no me pierdo ni un minuto, yo lo asumo con mucha humildad y no me siento con mayor autoridad ni pretendo que eso se manifieste internamente", comenta Baranda.


Algo similar le ocurre a la ministra (s) de Transportes, Gloria Hutt, quien afirma que "cuando me tratan de 'ministra', pido que por favor nadie olvide la 's', para evitar problemas".


Mientras ejercen el reemplazo, algunos subrogantes se comunican a diario con el ministro, mientras que otros optan por mantener la distancia. El titular (s) de Vivienda es del primer tipo. "Yo hablo con él varias veces al día, todos los días, le consulto las decisiones más importantes. Él está tratando de descansar en sus vacaciones y yo me he encargado de que no lo haga, para desgracia de toda su familia", señala.


Una estrategia distinta aplican en el Ministerio del Trabajo. Bruno Baranda comenta que si bien la ministra Matthei siempre está disponible para que la contacten, no lo hacen salvo que sea estrictamente necesario. "Tratamos de verdad de respetar el periodo de vacaciones, porque creemos que es tremendamente importante que respetemos ese momento de descanso y de recuperar tiempo de familia porque se viene un año muy intenso", afirma.


Mientras que en el MOP acuden a la ministra sólo ante "contingencias muy puntuales". "Yo respeto que esté con su familia, pero hemos hablado un par de veces en estos días en que ha habido un par de contingencias. Pero es más para preguntarme cómo me siento, es como un apoyo personal que me da", cuenta Palacios. La ministra (s) de Transportes sigue la misma línea y afirma que sólo cuando el tema es muy importante le envía un correo electrónico al ministro.


"Aló, habla su jefe, el Presidente"


Mientras en el Ministerio del Trabajo todo ha transcurrido de acuerdo a lo planificado –según afirma Baranda–, en el de Vivienda y en el MOP el panorama ha sido más ajetreado. A los pocos días de asumir, Irarrázaval y Palacios debieron trasladarse a San Pedro de Atacama luego de los estragos que dejaron las lluvias. Además en el MOP debieron enfrentar los cortes de agua y en el Minvu el fallo por las casas Copeva, la situación de los damnificados por el incendio en Valparaíso y preparar las actividades para la conmemoración del 27/F.


El ministro (s) de Vivienda dice que se ha dado cuenta que estando a la cabeza de la cartera "todos los días son una sorpresa". "Uno se levanta con una agenda estructurada, con los horarios y las cosas que uno quiere hacer, y pasan cinco minutos del día y ya cambió todo, porque hay siempre emergencias o necesidades más urgentes", comenta.


Tampoco han estado ausentes las situaciones anecdóticas producto de estar en el cargo. El ministro (s) del MOP cuenta que "una vez estaba en la mitad de una emergencia y me llaman desde un número desconocido. Cuando contesto me dicen 'hola, soy su jefe'. Me quedé en silencio y le pregunto '¿Presidente?'. 'Efectivamente, habla con el Presidente'. Quería saber si habíamos hecho todo lo que encargó".


En otra ocasión dice que debió asistir a Los Vilos a una inauguración. "Había harta gente que nos saludaba y abrazaba. Después me vine rápido (a Santiago) porque tenía una entrevista con la televisión y en la oficina me dicen '¿Pero cómo va a salir así? Tiene la camisa llena de rouge'. Así que me fui volando a la casa a cambiarme camisa", relata.


Pese a la gran experiencia que implica ser ministro (s), éstos afirman que, cuando llegue el momento, volverán "felices" a sus antiguas funciones. "Yo feliz vuelvo a subsecretario, porque es súper cansador (ser ministro). Así que estamos esperando que lleguen los refuerzos luego", afirma el ministro (s) de Vivienda.

Por Natacha Ramírez y Ramón Jara, Emol
Domingo, 17 de Febrero de 2013, 12:22
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Emol en facebook
img
conectar
Vincula a emol.com con tu cuenta de Facebook para que veas qué noticias leen tus amigos.
Emol en facebook
¿Deseas activar la funcionalidad de compartir automáticamente las noticias que lees en tu biografía (timeline) de Facebook?

Posteriomente, si quieres desactivar esta funcionalidad, haz click en "Desactivar".

Haciendo click en "Actividades recientes", podrás revisar tu navegación y eliminar artículos de tu biografía.
Emol en facebook
Felicidades! ya estas usando Emol Social.

Ya está activa la funcionalidad de compartir automáticamente las noticias que lees en tu biografía (timeline) de Facebook.

Si quieres desactivar esta funcionalidad, haz click en "Desactivar".
Comentarios mejor valorados en Nacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion