Padres cuentan por qué eligieron no enviar a sus hijos al colegio y educarlos en la casa

Aunque también toman clases, un grupo de niños no necesita preparar uniformes ni mochilas para ir a estudiar. Ellos se educan en la modalidad "homeschool".

SANTIAGO.- Esta semana miles de niños ingresaron al colegio, pero para Luis (10) y Joaquín (7) su regreso a clases es distinto. No deben preparar sus uniformes ni mochilas y, mientras sus amigos se comienzan a levantar más temprano, ellos lo pueden seguir haciendo un poco más tarde.


No van al colegio y todo lo que necesitan saber para su edad lo aprenden en su casa, en Concepción. Sus profesores son sus padres. No tienen compañeros ni tampoco deben soportar filas largas en el patio.


Estos niños son parte de un reducido grupo de familias que escogen educar a sus hijos en casa, modalidad conocida como "homeschool".


"A veces nos preguntan por qué los educamos en casa, pero una vez que nos conocen, las críticas se transforman en elogios por estar acompañándolos en su formación", afirma la madre de los menores, Jeannette Loncon, quien es Publicista y a la vez "profesora" de sus hijos.


Cuenta que los horarios para estudiar son flexibles y que no tienen un lugar fijo para las clases, las que incluso pueden realizar en el dormitorio. "Trato de organizar lo más potente en las mañanas, pero también con cierta libertad y no imponiendo horarios. El lugar predilecto de estudio para ellos es nuestro dormitorio o a veces sentados en la alfombra, o frente a la pizarra, todo depende del ánimo", indica.


Sobre el material que utiliza para las clases dice que usa guías que están disponibles en Internet por agrupaciones que promueven ese tipo de enseñanza, y también textos escolares. "Pero la más importante guía es lo que ellos preguntan y desean aprender, ya que ahí está la clave", asegura.


Los motivos de los padres para sacar a sus hijos del colegio o no enviarlos son variadas. Algunos lo hacen por razones personales o religiosas. Mientras que otros quieren ejercer su derecho de poder educarlos o no están conformes con el actual sistema de educación, y que tiene entre sus consecuencias más negativas el bullying que sufren algunos niños.


Jeannette cuenta que conoció el método investigando cuando estaba embarazada de su primer hijo. "Descubrí que nuestra Constitución nos apoya cuando dice que los primeros que tenemos el derecho de educar somos los padres. Ahí fue cuando nació la idea", afirma.


"No es un sistema para flojos"


Julio e Irma Barrientos tienen tres hijas: Ana Elizabeth (22), Ana Paola (20) y Ana Ruth (17), todas educadas en su casa. La madre de las jóvenes asegura que su decisión fue la mejor que podrían haber tomado, tras ver los logros que han obtenido sus hijas.
Ana Paola se encuentra estudiando fuera del país y Ana Ruth cursa 2° medio en el "homeschool".


"Criar buenos hijos es una de las mayores inversiones de la vida y, por lo mismo, no estoy dispuesta a que nuestra inversión esté en otras manos. La educación es responsabilidad de los padres, no del Gobierno", afirma la madre.


Relata que no fue tarea fácil adaptarse a ese estilo de educación y que son los padres quienes primero deben pasar por un proceso de "adaptación social". "Para los hijos es más fácil que para los padres. Para nosotros pasa por un tema de la aceptación social y de lo que toda la vida le han dicho a uno que tiene que ser", afirma. Reconoce que "en principio cuesta mucho, porque no es para flojos, pero es gratificante descubrir que educar es algo innato en los padres".


Según datos entregadas por el Ministerio de Educación, los estudiantes menores de 18 años que rinden exámenes libres en el país son 3.500 al año, aunque no hay un detalle de cuántos de éstos reciben educación en sus hogares.


Kathleen McCurdy, directora de la Organización Familia Escolar, que promueve la educación escolar en los hogares, afirma que este fenómeno estaría aumentando año tras año. "Desde 2004, el número de interesados se ha ido incrementando lentamente. Sin embargo, en estos últimos dos años el número se ha ido doblando. En Chile no existe una forma de calcular cuántas familias aplican este sistema, pero se estima que serían alrededor de mil", señala.


McCurdy, quien también fue educada en su hogar, afirma que ese tipo de instrucción tiene varias ventajas, tanto a nivel personal como académico, pero asegura que "la mayor diferencia es la creatividad y confianza en sí mismos que tiene cada alumno educado en su hogar" al no seguir un sistema rígido. "No hay por qué imponerles formalidades institucionales", sostiene.


Expertos afirman que colegio promueve habilidades sociales


No obstante, expertos en el tema remarcan la importancia de que los menores asistan a un recinto donde se imparta un sistema de educación formal, debido a las habilidades sociales que adquieren.


La psicóloga Mattia Díaz, que trabaja en el Proyecto de Integración del colegio San Alberto Hurtado de Pudahuel, señala que si bien la enseñanza en el hogar tiene la ventaja de que la entrega de conocimientos es más personalizada y se adecua a los tiempos del estudiante, cuando asisten a colegios adquieren otro tipo de aprendizaje.


"Los centros educacionales tienen por misión que los estudiantes desarrollen habilidades sociales, aprenden a negociar con el otro, a aceptar la diversidad y convivir con ella", explica.


A esto se suma que "si luego pretenden continuar sus estudios superiores, podría ser una desventaja la escasa convivencia con el sistema de educación regular y todos los códigos que éste implica. Por ejemplo, el relacionarse de forma adecuada con la autoridad, seguir conductos adecuados y cumplir las normas establecidas".


En esa línea, el jefe de la División de Educación General del Ministerio de Educación, Ricardo Evangelista, afirma que "el proceso educativo dentro de la sala de clases es fundamental, porque los estudiantes, además de adquirir aprendizajes cognitivos, interactúan con sus pares, conocen y practican normas de sana convivencia y desarrollan valores que se adquieren al pertenecer a un grupo curso".

Por Pamela Sepúlveda, Emol
Sábado, 9 de Marzo de 2013, 09:01

Exámenes libres

Los menores que son educados en sus casas deben rendir exámenes libres para convalidar sus estudios y poder acceder al mundo laboral y postular a la Educación Superior.

 

Dichos test son elaborados por los establecimientos educacionales que son designados por la Secretaría Ministerial de Educación, de acuerdo a los planes y programas vigentes para el respectivo curso o nivel a validar.

 

Para ello, se debe solicitar una ficha de inscripción en la oficina del ministerio, adjuntando además la cédula de identidad del alumno y una declaración jurada simple.

Recomienda esta noticia a tus amigos.
Emol en facebook
img
conectar
Vincula a emol.com con tu cuenta de Facebook para que veas qué noticias leen tus amigos.
Emol en facebook
¿Deseas activar la funcionalidad de compartir automáticamente las noticias que lees en tu biografía (timeline) de Facebook?

Posteriomente, si quieres desactivar esta funcionalidad, haz click en "Desactivar".

Haciendo click en "Actividades recientes", podrás revisar tu navegación y eliminar artículos de tu biografía.
Emol en facebook
Felicidades! ya estas usando Emol Social.

Ya está activa la funcionalidad de compartir automáticamente las noticias que lees en tu biografía (timeline) de Facebook.

Si quieres desactivar esta funcionalidad, haz click en "Desactivar".
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion