Fiscalía reafirma existencia de evidencias que vinculan a Niemeyer con delitos imputados

Existe una similitud "en cuanto a la estructura de los explosivos, los elementos con que se confeccionaron, la forma de confección y el tipo de pólvora", argumentó el persecutor Raúl Guzmán.

17 de Junio de 2013 | 13:08 | Por Andrea González Schmessane, Emol

Este lunes comenzó el juicio oral contra Niemeyer.

La Segunda

SANTIAGO.- Durante el primer día de juicio oral en contra del sociólogo Hans Niemeyer -acusado por fabricación y colocación de artefactos explosivos- el fiscal regional Raúl Guzmán reafirmó la existencia de evidencias vinculantes respecto a los cuatro hechos que le fueron imputados al profesional.


"Hay una serie de pericias de carácter científico y prueba documental que permite relacionar al acusado con los cuatro artefactos explosivos", agregó, enfatizando que existe una similitud "en cuanto a la estructura de los explosivos, los elementos con que se confeccionaron, la forma de confección y el tipo de pólvora".


Asimismo, recalcó que se insisitirá en el carácter terrorista de la bomba que detonó en la sucursal del Banco BCI de Macul, ocurrida la noche del 30 de noviembre de 2011 minutos previos a su detención, argumentando que "se encontraron restos biológicos en el armado (del artefacto) que sólo puede llegar ahí si se participó en su fabricación".


Por último y respecto a la vinculación de Niemeyer con grupos anarquistas, Guzmán aseguró que "sí hay antecedentes, sobre todo, en lo que dice relación con las adjudicaciones a través de las páginas de contrainformación".


Durante la mañana, declaró la primer perito del Ministerio Público, quien participó en la aprehensión del sociólogo. Según relató, fue ella quien sorprendió al acusado cuando éste salía del estacionamiento de la sucursal afectada.


De acuerdo a su testimonio, Niemeyer arrojó un bulto y comenzó a caminar rápido "sin mirar para atrás en ningún momento".


En la instancia, la Fiscalía también exhibió un video capturado de las cámaras de seguridad de un local aledaño, donde -a juicio del ente persecutor penal- se puede ver al imputado caminando por el lugar segundos después de la detonación.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores