Ues suavizan "mechoneo": Lo prohíben por contrato o premian con dinero los rituales "light"

Otros planteles han optado por poner limitaciones a estas bienvenidas, como no usar materiales "de origen animal", o reemplazarlas por actividades solidarias. Conozca cómos será el "mechoneo" 2014.

02 de Febrero de 2014 | 10:33 | Por Ramón Jara A., Emol

SANTIAGO.- Aunque ellos fueron víctimas del "mechoneo" en su versión tradicional, Diego Abarza, alumno de Psicología de la U. Diego Portales (UDP), dice que su generación se propuso "suavizar" el ritual de bienvenida a los alumnos nuevos y darle un sentido más de integración.


En primer lugar, pusieron reglas. "Por un tema de respeto, no usamos nada que fuera de origen animal, porque Psicología es un ambiente donde hay muchas personas que son animalistas, así que decidimos no pasarlos a llevar", cuenta.


Además, con el dinero que juntaron, hicieron un paseo al Cajón del Maipo. "Quisimos hacer algo más cercano, que uniera a las personas, que no fuera sólo un tema de iniciación", dice Diego, quien comenta que esto lo combinan con apadrinamientos para apoyar a los alumnos nuevos.


Como esta carrera, cada vez hay más facultades y planteles que se han ido sumando a la tendencia de "suavizar" el "mechoneo", dejando atrás las burlas y agresiones que a veces son parte del ritual y que, en algunos casos, ha terminado con episodios de violencia y accidentes. Fue el caso de una estudiante de la U. Católica de Valparaíso que en el año 2000 murió atropellada por un tren; y de Valentina Rivas, que en 2011 acusó sufrir los embates de un "mechoneo" en la U. de Concepción, pese a que tenía 7 meses de embarazo.


El "mechoneo social"


Entre las alternativas que han surgido al tradicional "mechoneo", se encuentra realiza actividades para que los estudiantes se conozcan, como asados, paseos o fiestas, o acciones con un tinte más solidario: el "mechoneo social".


Una institución que adscribe a esta fórmula es la U. Adolfo Ibáñez (UAI), que este 2014 realizará por octava vez su "Mechoneo social", que consiste en que los alumnos nuevos realizan acciones solidarias en la comuna de Peñalolén, con la idea de integrarse a la comunidad y compartir con sus vecinos. Para este año, tienen contemplado ir a pintar las casas de una población del sector.


Según explica el decano de pregrado de la UAI, Francisco Covarrubias, "el mechoneo social surge como una forma de recibir dignamente a los nuevos estudiantes y –lo más importante– como una forma de insertarse en la comuna en la que estarán los próximos cinco años".


El académico asegura que esta actividad "entusiasma mucho" a los alumnos, ya que los lleva a hacerse sus primeros amigos y aportar a la comunidad. "La universidad rompió el circulo vicioso. Como los alumnos de segundo año no fueron maltratados, no tienen ningún interés en desquitarse con los nuevos", explica.


Un caso similar ocurre en la Facultad de Economía y Empresa de la UDP, donde los alumnos realizan actividades solidarias en la comuna de Huechuraba, donde se encuentra la facultad. El año pasado los estudiantes apadrinaron al Colegio Las Canteras, de la población Las Petunias.


Lo mismo realizan los alumnos de la U. Finis Terrae, que desde 2011 realizan distintas actividades solidarias en comunas como Peñalolén y el Bosque.


Incentivos para dejar el "mechoneo"


En el caso de las universidades tradicionales –donde el ritual del "mechoneo" está más arraigado–, también hay algunas instituciones, como la U. Católica de Valparaíso, donde no se realiza esta práctica, mientras que otros planteles han realizado campañas para fomentar que las bienvenidas sean más creativas y alejadas de la violencia.


Es el caso de la U. Católica de la Santísima Concepción, donde si bien se sigue "mechoneando", varias carreras se acogen cada año a la "Bienvenida en buena", donde la casa de estudios premia con dinero a las tres bienvenidas más creativas.


Parecido es lo que pasa en la U. Católica del Maule, que también premia con dinero a quienes no se adhieran a esta "tradición" y busquen otras alternativas. Sin embargo, según revelan los mismos estudiantes, la gran mayoría de las carreras prefiere seguir con el "mechoneo".


Otros planteles que realizan actividades diferentes son la U. de Los Andes, donde se organizan varias actividades de bienvenida, como competencias y conciertos; y la U. del Desarrollo (UDD), donde, según explica el subdirector de Asuntos Estudiantiles, Álvaro Vial, se hacen "bienvenidas con contenido", en que reciben a los alumnos nuevos con jornadas de competencias y un concierto. Si bien admite que algunas carreras realizan bienvenidas más "lúdicas", asegura que éstas son "simpáticas" y "jamás hemos visto a alguien molesto".


Las que lo prohíben en el contrato


También hay otras universidades que prohíben explícitamente en sus reglamentos actividades que "denigren" a sus estudiantes, entre las que caben estos rituales.


Así ocurre en la U. Autónoma, que en el apartado de los deberes del alumno figura el "abstenerse de desarrollar actividades contrarias a los principios de la universidad o que perjudiquen el libre ejercicio de los derechos que este reglamento reconoce a los estudiantes".


Otra que prohíbe estos actos es la U. Viña del Mar, que en el contrato de matrícula, que debe firmar cada joven junto a su apoderado, prohíbe cualquier acto que denigre la integridad de los alumnos de esa casa de estudio. Este 2014 la federación de estudiantes organizará un "mechoneo solidario" por segundo año consecutivo.


Por su parte, en la U. Gabriela Mistral aseguran que "la única condición o regla que existe para que se realice el 'mechoneo' es que se respete la dignidad de las personas y que dichas actividades rescaten el Alma Mater y sentido de pertenencia de nuestra universidad". Es así como realizan actividades de inserción y, a fines de marzo, se organiza un asado para los estudiantes nuevos.


Los bastiones del "mechoneo"


A pesar de estos casos, son varias las universidades en que todavía el olor a pescado es persistente durante marzo, y las cáscaras de huevos, tomates podridos y mechones de pelo abundan por sus pasillos.


Las más conocidas y emblemáticas son las universidades de Chile y de Santiago. Esta última es donde los "mechoneos" alcanzan mayor notoriedad. Así es común ver a "cachorros", especialmente de las carreras de ingeniería, pedir dinero con la ropa rota, con mechones rubios y olor a todo tipo de alimentos podridos.


Otra que también tiene su fama en este sentido es la U. del Biobío, donde en algunas carreras incluso han bañado a los "mechones" con aceite de motor para luego hacerles pedir dinero en las calles de Concepción, mientras que otros lo hacen vestidos con sacos de cemento en vez de sus ropas.


En la misma ciudad, la U. de Concepción también se caracteriza por sus intensos rituales de bienvenida. Desde la casa de estudios han intentado hacer campañas de buen trato, mediante pendones y afiches, para evitar accidentes. A raíz de estas iniciativas, aseguran que el trato vejatorio ha disminuido y que incluso se puso fin a la tradicional "guerra de las castañas", en la que se enfrentaban los alumnos de Ingeniería y Derecho.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores