Fuerte intercambio entre candidatos marcó el debate presidencial

Michelle Bachelet y Sebastián Piñera polemizaron con fuerza en temas como la educación, el gasto electoral y las diferencias en sus respectivos programas.

04 de Enero de 2006 | 23:22 | Pablo Soto González, El Mercurio en Internet
Cobertura completa del debate


Los candidatos sacaron a relucir sus mejores argumentos para conquistar a los votantes.
SANTIAGO.- Los candidatos Michelle Bachelet y Sebastián Piñera se mostraron los dientes esta noche en el debate presidencial y, a diferencia de encuentros anteriores, polemizaron con fuerza en temas como la educación, el intervencionismo y el gasto electoral.

El primer intercambio fue motivado por una pregunta sobre la desigualdad en educación, ante lo que Sebastián Piñera arremetió criticando duramente que el ex ministro de Educación Sergio Bitar haya dejado la cartera a días de conocerse el resultado de la PSU.

Bachelet dijo que esa fue una decisión para potenciar su comando y recordó que el Presidente Lagos había autorizado este movimiento en el gabinete. "No tiene nada que ver con la PSU y decirlo es el colmo", señaló muy molesta.

Piñera enfatizó que la Concertación ha fracasado en llevar con éxito adelante una reforma educativa. "Si no reconocemos los fracasos, no vamos a enmendar el rumbo como lamentablemente ha ocurrido los últimos 16 años", disparó.

Por su parte, Bachelet defendió lo que, a su juicio, ha logrado en materia educacional la coalición oficialista.

A medida que se avanzaba en el debate, ambos candidatos mostraron que no estaban dispuestos a dejar pasar las menciones y alusiones personales de su contraparte, lo que permitía adelantar un intercambio más intenso, que fue lo que finalmente ocurrió.

Al momento de ser consultados por diferencias específicas de sus programas, que según la periodista Constanza Santa María eran prácticamente iguales, Piñera sacó a relucir que su proyecto supera en cifras y metas al de Bachelet, mientras ella puso énfasis en los elementos que están ausentes en la propuesta de su rival.

Según la abanderada de la Concertación, en el programa de Piñera falta plantear mejores empleos y mencionar la reforma previsional.

Gasto electoral

Otro de los momentos tensos del debate fue cuando se les consultó a los presidenciables por el gasto electoral -¿cuánto han gastado?- y se les pidió que identificaran a personas y empresas que los han apoyado financieramente.

Claramente la pregunta incomodó a los candidatos y la primera en responder fue Michelle Bachelet. Contó que había pedido un crédito a un banco para financiar su opción, y dijo que, entre otros donantes, un grupo de 25 mil personas la apoyaba económicamente, desde aportes de $ 100 pesos hasta el máximo que permite la ley.

Relató que, entre otras iniciativas, se han vendido cuadros para reunir fondos.

Demoró en entregar un monto final, pero cuando finalmente lo hizo habló de "3.800". Como no precisó a qué se refería, le periodista le pidió que aclarara si se trataba de millones de pesos, y ella dijo que sí.

Sebastián Piñera no entregó un monto exacto de lo que ha gastado hasta ahora, pero enfatizó que el gasto de su campaña está por debajo del máximo permitido por la ley.

Aprovechó la ocasión para marcar otra diferencia con su contendora, al declarar que en su caso la mayor parte su campaña la ha financiado él mismo, con "los ahorros de 30 años".

Ya imbuido en el ritmo que iba tomando el debate, Piñera desafió a Bachelet a un debate regional, y le pidió que no dé "un portazo" a quienes esperaban que un encuentro de este tipo se concretara.

Aunque más adelante insistió en un nuevo debate, Bachelet no recogió el guante.

En un pasaje del debate, Bachelet mencionó que se han venido creando 250 mil empleos al año, pero Piñera la acusó de estar desinformada, y citando cifras del INE, aclaró que el número de empleos es de 100 mil al año. La candidata de la Concertación no replicó ni aclaró este punto.

Ante una pregunta por las descalificaciones que han recibido de sus respectivas contrapartes, Piñera aprovechó para recordar las fuertes críticas en su contra durante la campaña.

"La verdad es que Michelle me ha descalificado mucho y tiende a victimizarse. Me dijo que yo compraba conciencias, que tenía los nombres de altos personajes y ahora ha dicho una cosa muy distinta, que se regalaban bolsas en las ferias, lo que han hecho casi todos los candidatos. Por tanto, creo que atacó mi honra. Es una falta de respeto", declaró.

Y agregó: "Me ha dicho travesti porque yo invoco los valores del humanismo cristiano. No puedo hacer travestismo cuando invoco los valores que recibí de mi madre, mi padre, en la cuna".

La ex ministra de Defensa, respecto de acusaciones previas contra el candidato de la Alianza por supuestamente comprar conciencias, precisó que "el punto central es que el dinero no puede ser un elemento fundamental que decida las decisiones de la gente, sino que tienen que votar en conciencia de lo que ellos creen".

La reforma previsional, las relaciones vecinales, la reforma laboral y la libertad de prensa fueron otros de los temas tocados por los candidatos, en los que se esforzaron por marcar las diferencias.

El mejor y el peor

Ya hacia el final del debate, se les preguntó a ambos por los que a su juicio eran el mejor y el peor presidente y al que quisieran parecerse. A Bachelet se le pidió que no escogiera al gobierno de Lagos, pero ella igual lo prefirió como el mejor de la historia del país.

Frente a la consulta de por qué no había mencionado al gobierno de Salvador Allende como uno de los mejores, dijo que el difunto mandatario es "un ícono en el sentido de una persona leal, que creyó fuertemente en lo que quería, que los valores y principios que lo movieron, en términos de justicia social, siguen siendo plenamente válidos".

Pero de inmediato matizó diciendo que "en ese gobierno también, en el contexto de la Unidad Popular, se cometieron errores que han sido reconocidos por el mundo político".

La respuesta de Piñera a esta pregunta causó sopresa entre quienes veían el debate, pues dijo que tenía mucho cariño por el gobierno de Eduardo Frei Montalva y también por el de Patricio Aylwin.

"(Si) Quiere (saber) a quién le tengo más cariño, yo tendría que decir a don Eduardo Frei Montalva y a don Patricio Alywin, porque fueron grandes amigos de mi padre y los conocí cuando yo fui un niño y almorzaban en mi casa y les tengo un cariño y un aprecio verdadero que nace del alma", declaró.

Los candidatos cerraron con un breve mensaje en el que utilizaron hasta el último segundo para tratar de convencer a los miles de chilenos que siguieron la transmisión y cuyos votos serán decisivos para definir el nombre del próximo ocupante de La Moneda.
Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores