Onemi pone a prueba plan de emergencia de Taparacá con simulacro de tsunami

Se trata de una experiencia inédita en el país, ya que los habitantes de Iquique, donde ya se han realizado iniciativas de este tipo, no sabrán la hora exacta del ejercicio.

30 de Junio de 2010 | 11:17 | Por Bárbara Covarrubias, Emol

Estos modernos edificios ubicados en la zona de peligro ante un maremoto serán completamente evacuados en el ejercicio.

El Mercurio

SANTIAGO.- Realismo. Ése es el principal objetivo del simulacro de tsunami y terremoto que hoy la Onemi y la Intendencia de Tarapacá llevarán a cabo en la ciudad de Iquique con el fin de poner a prueba el nuevo plan de emergencia de la zona, perfeccionado a partir de la experiencia vivida en las zonas costeras del centro-sur del país tras el 27 de febrero.


Desde Iquique, el director nacional de la Onemi, Vicente Núñez, relató a Emol cuáles serán las claves de este ejercicio que contará con la participación de personal del gobierno regional, Carabineros, Bomberos, la PDI, la Armada, radioaficionados y la Cruz Roja, y que será supervisado por el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, y por su par de Defensa, Jaime Ravinet, a través de un sobrevuelo de la ciudad.


"La gran novedad de este simulacro con los anteriores es que la gente no sabe cuál será la hora en que se llevará a cabo. Si bien antes se fijaba un horario, ahora todo estará comandado por las sirenas de alerta" , explica Núñez.


En esta oportunidad, el foco además estará centrado en la evacuación de las personas que se encuentran el borde costero -la llamada zona de inundación- que representan un universo de 70 mil personas, considerando a los trabajadores de las caletas de pescadores.


A esta hora está todo listo para que los iquiqueños puedan poner en la práctica el aprendizaje que han obtenido respecto a las zonas de seguridad a las que deben concurrir y cuáles son las vías de evacuación más expeditas para hacerlo, gracias a un intenso trabajo realizado por el Comité de Protección Civil.


La preparación de la Onemi, adelante Núñez, también "tiene contemplado el monitoreo de los tiempos de evacuación y el nivel de evacuación de la comunidad y su comportamiento una vez que llegan a las zonas seguras".


Otro ítem que se pondrá a prueba es la capacidad de Telecomunicaciones instalada en la región, que cuenta con telefonía satelital, además de cómo se constituyen los comités regionales de emergencia.


"Con esto damos inicio a un gran programa que hemos llamado "Atento Norte" que durante el transcurso de este esperamos repetir en las ciudades que tienen mayor concentración de población y que se encuentran en el borde costero: Arica, Antofagasta, La Serena y Coquimbo", detalló Núñez.


Plan para el sur


Dentro de la nueva institucionalidad de la Onemi, también está contemplada la realización de experiencias similares en el sur del país, principalmente en los poblados cercanos a volcanes.


"A fin de año nos enfocaremos en sur de Chile, en comunas aledañas a volcanes activos para simular una erupción, obviamente en coordinación con las autoridades regionales, haciéndonos cargo de lo que hemos aprendido en experiencias como el terremoto y la erupción del Chaitén", precisó Núñez.


A ello se sumarán una serie de cambios de origen administrativo, como la incorporación de turnos para cubrir las 24 horas y el traslado de las oficinas a zonas de seguridad, ya que en varias localidades las instalaciones de la Onemi estaban instaladas en zonas de inundación.


A esta hora, en Iquique sólo se espera el arribo desde Santiago de los ministros Hinzpeter y Ravinet, además del subsecretario Ubilla, para que den el vamos al ejercicio, cuyo primer balance será entregado en horas de esta tarde.


 

La clave es la información

El director nacional de la Onemi subrayó que durante las últimas semanas se ha llevado un intenso trabajo comunicacional para que la población conozca cuáles son las zonas de seguridad y cómo llegar a ellas.


"Se han distribuidos más de 80 mil folletos con mapas de inundación, 150 mil volantes, hay 16 paletas para la vía pública, dos mil folletos en inglés para hoteles y turistas; además de 300 afiches para micros y taxis-colectivos", detalló la autoridad.


Según Núñez, "la clave en salvar vidas es precisamente educar a la población para que sepan cómo actuar ante una emergencia".