Corema aprobó proyecto de vertedero en Rinconada de Maipú

El relleno sanitario, junto a otro que se instalará en el sector de Santa Marta en Lonquén, reemplazará al vertedero de Lepanto, cuya vida útil ya está llegando a su fin.

24 de Agosto de 2001 | 20:12 | Agencias
SANTIAGO.- La Comisión Regional de Medio Ambiente Metropolitana (Corema) dio hoy el visto bueno a la construcción del relleno sanitario Santiago Poniente de Rinconada de Maipú, luego de aprobar la certificación ambiental del proyecto de la empresa Coinca.

Así lo dieron a conocer el intendente metropolitano, Sergio Galilea, el director de la Corema, Gianni López y el seremi de Transportes, Guillermo Díaz, en una conferencia de prensa que no estuvo exenta de polémica tras el ingreso a la sala del presidente del Comité de Defensa del Medio Ambiente de Maipú, quien los acusó de "traidores".

Por su parte, Galilea aclaró que la aprobación ambiental del proyecto se realizó con 17 votos a favor, una abstención y uno en contra, explicando que en la resolución de la propuesta está establecido "un conjunto importante de condicionantes que nos aseguran que Santiago Poniente es sustentable ambientalmente".

Galilea indicó además que antes de cuatro años de su operación, el proyecto tendrá que cumplir el nivel de la certificación internacional ISO 14.000, otorgando de este modo una serie de garantías de seguridad para la población de la comuna.

Otra de las condiciones para la construcción del basural, establecidas por la Corema, es que el proyecto debe tener una "doble membrana de protección en su base y que sólo podrá usar el camino La Rinconada los primeros nueve meses de su ejecución mientras se construye una ruta especial por Silva Carvallo bajo la responsabilidad de la empresa proponente".

Añadió que la certificación del proyecto también se otorgó estableciendo que debe operar sobre la base de un tonelaje máximo de 40.000 toneladas de residuos directos y que todo incremento de ese volumen de toneladas mensuales deberá ser efectuada mediante basuras que previamente pasen por una estación de transferencia.

Con relación a las observaciones planteadas por los análisis realizados por la Facultad de Agronomía de la Universidad de Chile que indicaban de la existencia de napas freáticas muy cerca de la superficie, se estableció que se exigirá una doble impermeabilización.

López sostuvo que el proyecto del relleno sanitario no se "encuentra en el lugar donde se han planteado las mediciones que han aparecido en los medios de comunicación" y agregó que éste estaría emplazado en la ladera de un cerro donde las perforaciones efectuadas revelan que debajo del lugar a 30 metros, sólo se ha encontrado roca y que las napas subterráneas donde termina el depósito de residuos se encuentran a 16 metros y medio de profundidad.

De igual modo, para compensar la emisión del material particulado que provocará el futuro vertedero, se programará el retiro de 231 taxis básicos o colectivos no catalíticos y la sustitución de 74 buses diesel EPA 91 por buses a gas.

Por su parte el intendente aseguró que "jamás certificaríamos un proyecto que tuviese el lugar de operación a dos metros agua y donde tampoco no haya un tratamiento seguro de los líquidos percolados", enfatizando que en este caso hay una garantía que puede ser "perfectamente" de estándar internacional.

En tanto el alcalde de Maipú, Roberto Sepúlveda, se manifestó "indignado" frente a la decisión, "arbitraria y antidemocrática2 de la Corema, puntualizando que hoy día se asistió a "un triste espectáculo convocado para asistir a la presentación del nuevo equipo de relaciones públicas de la empresa Coinca", encarnado en los integrantes de la comisión medioambiental.

El jefe de la comuna adelantó que las autoridades de la comuna junto al comité de defensa del medio ambiente de Maipú y vecinos recurrirán a todas las instancias judiciales posibles así como al Consejo de Ministros, con competencia ambiental, a fin de revertir el fallo de la Corema.

Mientras, el consejero regional Pedro Saitz, quien votó en contra del proyecto señaló que a su juicio "no estaban todos los elementos técnicos que asegurarán efectivamente que el proyecto era ambientalmente seguro" y que una muestra de esto sería la cantidad de condiciones que se le ponen a la construcción del vertedero.

Satisfacción en empresa

Por su parte, la empresa Coinca, que gestiona el futuro acopio de basura, manifestó su satisfacción por la aprobación al proyecto del Relleno Sanitario Santiago Poniente.

Así lo informo a través de un comunicado de prensa en el que se detalla que la iniciativa se ubicará en una superficie de 900 hectáreas, de las cuales 300 serán destinadas a la construcción del depósito para los residuos sólidos domésticos.

Coinca es una empresa que pertenece al grupo Proactiva Medio Ambiente, que está conformado por la multinacional francesa Vivendi y la española Fomento Construcciones y Contratas, las que prestan servicios en el manejo de residuos sólidos en más de 100 centros sanitarios distribuidos en el mundo.

En Chile, Coinca opera el centro de acopio de Colihues La Yesca, situado en la Quinta Región. Este es el primer relleno en Latinoamérica que cuenta con una planta de tratamiento de líquidos percolados, sistema que también se pretende implementar en el proyecto de Rinconada, cuya inversión se estima en 40 millones de dólares y su vida útil en 22 años.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores