Descubren "sala de conversaciones" secreta en la CIA

En el espacio digital encubierto participaban alrededor de 160 empleados de la agencia de inteligencia estadounidense. Según investigaciones, su creación estaba relacionada con la posibilidad de conversar y probar que podían tener una pieza que no fuera detectable.

13 de Noviembre de 2000 | 10:24 | Reuters
WASHINGTON.- La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos está investigando una "sala de conversaciones" secreta creada por empleados en su sistema de computadores, que no fue detectada por más de cinco años.

Unos 160 empleados estaban involucrados en la "sala, sólo por invitación", donde intercambiaban bromas y observaciones y fueron informados sobre una investigación en mayo.

Entre cinco y diez empleados fueron despedidos temporalmente, de forma administrativa, con el pago de seis meses de salario, mientras la investigación se lleva a cabo, dijo un funcionario.

Los hombres y mujeres involucrados en el intercambio electrónico pertenecían a todos los departamentos de la CIA, excepto al nivel más elevado de la jefatura de la agencia.

"Es un problema porque fue un mal uso intencionado de los sistemas de computación del gobierno y lo diseñaron para esconderlo de sus jefes", dijo el portavoz de la CIA, Bill Harlow.

"Hemos determinado que no involucra la pérdida de información clasificada", agregó.

No se detectó en la investigación material pornográfico, pero sí bromas, comentarios ofensivos y algunos mensajes electrónicos que decían que si la administración descubría el sitio los que participaban en ella serían despedidos, expresó el funcionario.

"Estaba claro para esa gente que lo que estaban haciendo era incorrecto. Ellos pensaron que podían ser más listos que el sistema, y se equivocaron de nuevo", dijo el funcionario.

La "sala de conversaciones" que fue reportada por el diario The Washington Post en su edición del domingo, fue descubierta durante chequeos de rutina.

"Era una sala de conversaciones secreta, la gente que lo estableció seleccionó quiénes podían participar en ella", explicó el funcionario.

Sus creadores votaban sobre la inclusión de un nuevo miembro y le hacían jurar que no revelarían su existencia, para lo que le hacían firmar acuerdos secretos.

Muchos de los participantes trabajaban en el sistema de computación de la CIA, y crearon la sala de conversaciones "probablemente para probar que podían hacerlo" sin ser detectados, agregó el funcionario.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores