Científicos consiguen primer mono genéticamente modificado

"ANDi", que se llama así por un juego de palabras con la iniciales en inglés del ADN (ácido desoxirribonucleico), es un pequeño mono que nació el 2 de octubre del año pasado y se ha convertido en el primer animal genéticamente modificado en la familia de los primates, a la que también pertenecen el ser humano.

11 de Enero de 2001 | 14:21 | EFE
WASHINGTON.- Científicos estadounidenses han conseguido "romper una nueva barrera" de la investigación, al obtener el primer mono genéticamente modificado, lo que permitirá crear nuevos modelos para combatir enfermedades como el cáncer o el sida.

"ANDi", que se llama así por un juego de palabras con la iniciales en inglés del ADN (ácido desoxirribonucleico), es un pequeño mono que nació el 2 de octubre del año pasado y se ha convertido en el primer animal genéticamente modificado en la familia de los primates, a la que también pertenecen el ser humano. La noticia ha sido recibida como un gran avance de la ciencia, pero también se espera que provoque numerosas críticas, por lo que supone de cercanía a la posibilidad de modificar genéticamente un ser humano.

Se trata de un mono de tipo "rhesus", de la misma especie que los animales utilizados en investigación, y ha sido logrado en el Centro de Investigación de Primates de Oregón. "ANDi" lleva en su ADN un nuevo gen que, aunque no tiene ninguna función específica, posee fluorescencia, lo que permite a los científicos rastrear su distribución en la estructura genética del animal.

Aunque el de "ANDi" es simplemente un gen "marcador", otros animales que podrían modificarse genéticamente en el futuro llevarán genes asociados con enfermedades específicas, con el fin de permitir la experimentación sobre esas dolencias. El cáncer, la fibrosis cística, la enfermedad de Alzheimer, los defectos de nacimiento, las enfermedades coronarias o el sida, entre otros problemas, son algunas de las dolencias que los científicos esperan poder investigar con este tipo de animales.

"Esta investigación -el logro de "ANDi"- rompe una barrera técnica" que existía hasta ahora, ha declarado Duane Alexander, director del Instituto Nacional de Desarrollo Humano y Salud Infantil (NICHD), que ha financiado la investigación.

Hasta el momento, solamente se habían logrado modificaciones genéticas en roedores o animales destinados a mejorar la raza en la ganadería, pero "ANDi" es el primer primate no humano con una diferencia introducida en su carga genética. Los científicos, coordinados por Gerald Schatten, del centro de investigaciones de Oregón, han utilizado una técnica desarrollada con vacas para modificar los genes del mono.

Según han explicado en la revista Science, primero lograron introducir el nuevo gen en un óvulo no fertilizado de mono "rhesus". Los óvulos fueron después fertilizados y se logró la preñez de varias hembras, que dieron a luz tres animales. Uno de esos tres, "ANDi", tenía incorporado el nuevo gen con éxito en su carga genética.

Según Schatten, "ANDi" posee un gen GFP, las iniciales en inglés de proteína fluorescente verde, un químico procedente de las medusas cuya luminiscencia verde puede ser observada mediante microscopios especiales. En realidad, la introducción de este gen solamente perseguía la finalidad de comprobar que es posible la modificación genética de un animal tan complejo como un mono, cuya estructura genética es la más parecida a la de un ser humano.

"Podremos con la misma facilidad, introducir, por ejemplo, un gen del Alzheimer, para acelerar el desarrollo de una vacuna sobre esta enfermedad", ha explicado el científico Schatten. El investigador ha precisado que su intención no es crear animales enfermos, sino acelerar la cura para algunas dolencias humanas. Sostiene que la modificación genética permitirá incluso usar en investigación menos animales que los que ahora se emplean.

Schatten y el Centro de Investigación sobre Primates de Oregón lograron en enero del pasado año la primera clonación de otro mono de tipo "rhesus", una hembra llamada "Tetra", obtenida por un método natural, diferente al que se uso con la oveja Dolly.

En la actualidad, una corriente de científicos, encabezados por Ajit Varki del departamento de Medicina de la Universidad de California, apoya el denominado Proyecto del Genoma del Chimpancé, la obtención de un mapa del genoma de este animal tal como se está haciendo con el genoma humano. Los chimpancés, que comparten con los seres humanos el 99 por ciento de su carga genética, son inmunes a muchas de las enfermedades que afligen a las personas y conocer su mapa genético podría ayudar a entender esos problemas e incluso a averiguar donde subyace la verdadera "identidad humana", opina Varki.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores