La adicción de los jóvenes a Internet causa alarma en China

La mitad de los jóvenes chinos que navegan habitualmente por Internet sufren adicción a la red, según un estudio oficial que ha provocado gran preocupación a padres, profesores y autoridades del país.

12 de Febrero de 2001 | 10:33 | Agencias
Beijing.- La mitad de los jóvenes chinos que navegan habitualmente por Internet sufren adicción a la red, según un estudio oficial que ha provocado gran preocupación a padres, profesores y autoridades del país.

"Casi el 50 por ciento de los jóvenes que navega por Internet visita páginas relacionadas con sus estudios, mientras que la otra mitad aprovecha para jugar con el ordenador, participar en charlas cibernéticas o ver pornografía", dice el estudio.

La investigación, realizada por el Comité Educativo de Pekín, revela que muchos de los jóvenes chinos acuden a los "cibercafés" para evadirse y eludir el control de sus padres y profesores.

Los resultados del estudio, presentados ayer, domingo, ante los miembros de la Asamblea Popular de Pekín, han desencadenado una fuerte discusión entre los diputados, padres y profesores, que exigen leyes más estrictas y mayor control de la Policía.

Algunos expertos, como el profesor Zhang Rongfang, proponen que Pekín limite el número de "cibercafés" y refuerce el control sobre ellos para proteger a los jóvenes de los "efectos malsanos" de la red.

Otros especialistas, sin embargo, consideran que Internet es una "ventana al mundo" que abre los horizontes de los jóvenes chinos y multiplica sus vías de conocimiento, por lo que contribuye a su desarrollo como personas.

Según el director del Comité Educativo de Pekín, Xu Xi'an, "es responsabilidad del Gobierno guiar los intereses de los estudiantes", por lo que solicitó normas y regulaciones más claras para controlar el creciente negocio de Internet, que ya cuenta con más de cuatro millones de usuarios en Beijing.

"No podemos negar la influencia de Internet en el desarrollo y crecimiento de nuestros jóvenes", declaró el diputado de la provincia oriental de Zhejiang Chen Jinbiao, para el que algunos adolescentes chinos sufren ya el "síndrome Internet", una enfermedad mental.

Los diputados solicitaron una ley que ponga límites claros a los "cibercafés", establezca una distancia mínima que debe separarlos de los colegios y cree un organismo regulador coordinado con la Policía local.

La primera medida debería ser, sin embargo, aplicar las leyes ya existentes y cerrar todos los "cibercafés" que operan sin licencia oficial, que son la mayoría, señalaron los parlamentarios.

Agregó la fuente que sólo así "se podrá minimizar los efectos adversos sobre el conjunto de la sociedad", entre los que se encuentran la penetración de valores e ideas occidentales, tanto políticas como religiosas y sociales.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores