Vacas flacas: el mal de los corredores bursátiles de Internet

Los corredores bursátiles de Internet, uno de los grandes éxitos de la "nueva economía" a fines de los años 90, han sido golpeados de lleno por el derrumbe de Wall Street y las reticencias de los estadounidenses a invertir en bolsa en un período de incertidumbres económicas.

22 de Marzo de 2001 | 20:45 | Agencias
NUEVA YORK.- Los corredores bursátiles de Internet, uno de los grandes éxitos de la "nueva economía" a fines de los años 90, han sido golpeados de lleno por el derrumbe de Wall Street y las reticencias de los estadounidenses a invertir en bolsa en un período de incertidumbres económicas.

El número uno del sector, Charles Schwab, anunció el jueves la supresión de entre 2.750 y 3.400 empleos este año, lo que afecta entre el 11% y el 13% de sus efectivos, una decisión largamente anticipada desde hace varios días.

Antes que él, otros dos grandes corredores bursátiles de Internet, Ameritrade y CSFBDirect, debieron resolver lo mismo, luego de varios años de crecimiento vertiginoso.

Como primera señal de la crisis, las publicidades que habían invadido la pequeña pantalla en 2000 prometiendo bolsillos desbordantes de dólares a los nuevos accionistas de la red ya se habían vuelto muy discretas estos últimos meses.

"Con la desaceleración de la economía y la degradación de los resultados de las empresas, nuestros clientes están confrontados a las peores condiciones del mercado en años", subrayó el presidente de Schwab, David Pottruck.

Los inversores ya sufrían desde hace meses frente a la caída del Nasdaq, el mercado de valores tecnológicos, que perdió 65% en un año, luego de haber crecido 85% en 1999.

Pero aquellos que habían preferido arriesgar menos al apostar a las acciones de "padre de familia" (industria y servicios) tampoco se salvaron: el Dow Jones, principal índice de Wall Street, se sumergió 15% desde comienzos de año y 22% desde su récord de enero de 2000.

En este contexto, una gran cantidad de pequeños y grandes inversores que se habían acostumbrado a colocar lo esencial de sus ahorros en la bolsa, dejaron de comprar acciones o frenaron su entusiasmo a la espera de mejores épocas.

"Redujeron a la mitad su actividad en relación al comienzo de 2000. El dinero se desplazó hacia los fondos mutuales y los mercados monetarios", señaló un analista de la casa de títulos Putnam Levell, Richard Repetto.

La desaceleración afecta también las casas de títulos tradicionales, desde Merrill Lynch hasta Morgan Stanley, que están menos presentes en la red.

En Charles Schwab, la cantidad de transacciones bajó 13% en febrero en relación a enero y 31% en relación a febrero de 2000, con 244.600 operaciones promedio diarias.

El retroceso es similar en Ameritrade, uno de los sitios más populares para los pequeños tenedores de acciones, y más acentuado aún en Datek Online, donde el volumen de transacciones cayó 22% a 91.500 por día en febrero en relación a enero.

Aunque su futuro no está amenazado, los e-corredores deben adaptarse rápidamente al golpe de las supresiones de empleos y el sacudón en sus presupuestos publicitarios.

CSFBDirect y e''Trade, otro de los grandes del sector, comienzan a abrir oficinas físicas para estar bien implantadas en las grandes ciudades y seducir a una clientela más sensible al contacto personalizado.

"Las agencias permiten desarrollar una relación de confianza. Es una buena forma de promoción, que multiplica las posibilidades de obtener clientes", señaló el director general de TD Waterhouse, Franck Petrilli, cuyo sitio se apoya, como Schwab, en una red de varios centenares de agencias en América del Norte.

El sector espera también una ola de concentraciones. "Todos aquellos que no están entre los 10 primeros serán pronto parte del pasado", predijo Franck Petrilli, que planea realizar adquisiciones.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores