Identifican hacker chileno que trabajaba en empresa de seguridad informática

Se trataría de un ingeniero civil de 23 años de edad, que ocupaba un alto cargo ejecutivo en una empresa informática ubicada en Providencia. Se le acusa de intervenir 15 sitios en internet.

17 de Abril de 2001 | 10:31 | Alexis Ibarra, emol.com
Santiago.- La Ciber Brigada de la Policía de Investigaciones identificó en las últimas horas al segundo Hacker chileno identificado con las iniciales E. G. T., acusado de intervenir alrededor de 15 sitios en Internet alojados en los servidores de la empresa Creativa de Viña del Mar.

E. G. es un ingeniero cívil de 23 años de edad, que trabajó hasta el 31 de marzo en la empresa de seguridad informática Bysecure.

El comisario Armando Muñoz señaló a emol.com que este caso es de suma importancia ya que no "se trata de adolescentes, sino de un profesional informático con conocimientos avanzados del tema y que los utiliza para realizar actos ilegales."

Se indicó que algunas de las compañías y marcas afectadas son OK computación, Fitnness, Company, Ansaldo y Kapo. Además se indicó que luego de cometer el ilicito, E. G. ofreció sus servicios para reparar las páginas lo que hizo sospechar a la brigada del ciber crimen, los que acumulan ya unas 13 investigaciones por delitos cometidos en Internet.

El día 24 de enero, el profesional informático realizó una conexión conmutada a su Proveedor de Servico de Internet (ISP) con una direccion IP dinámica. Lograda la conexión, González utilizó herramientas de hacking para encontrar las vulnerabilidades del sistema y "violar" la seguridad del servidor de alojamiento instalando "back doors" (puertas traseras utilizadas para volver a entrar con facilidad al sistema), borrado información, denegación de servicios, provocado la interrupción del servicio por 24 horas y se habría apropiado en forma indebida de claves del sistema. Estos actos provocaron daños que la empresa Creativa calcula en aproximadamente 30 millones de pesos.

Por dichas accciones sería eventualmente procesado por la ley de delitos informáticos (19.223 dictada en 1993), arriesgándose a una pena que fluctúa entre los 61 a 541 días de reclusión. Los antecedentes del caso fueron puestos en conocimiento del Quinto Juzgado del Crimen de Viña del Mar.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores