Mellizas compradas por Internet están de vuelta en EE.UU.

Las mellizas vendidas dos veces por Internet, cuya tutela fue denegada hace diez días a sus padres adoptivos, han regresado a Estados Unidos (país de la madre natural), confirmó hoy, jueves, el ayuntamiento de la ciudad galesa de Flintshire.

19 de Abril de 2001 | 11:32 | Agencias
Londres.- Las mellizas vendidas dos veces por Internet, cuya tutela fue denegada hace diez días a sus padres adoptivos, han regresado a Estados Unidos (país de la madre natural), confirmó hoy, jueves, el ayuntamiento de la ciudad galesa de Flintshire.

Según los servicios sociales de dicho consistorio (situado al norte de Gales), las mellizas, Kimberley y Belinda, salieron la pasada noche del aeropuerto de Manchester (norte de Inglaterra) acompañadas de tres asistentes sociales rumbo al Estado norteamericano de Misuri.

La vuelta de las pequeñas, que ahora tienen nueve meses, fue ordenada el pasado día 9 por un juez del Tribunal Superior de Londres, quien dictó su devolución a Estados Unidos, lugar de residencia de la madre biológica, donde otro tribunal decidirá su futuro.

"Me gustaría desear a estas dos niñas pequeñas todo lo mejor en el futuro", afirmó el representante del citado ayuntamiento, Philip McGreevy.

El pasado enero, los servicios sociales de Flintshire arrebataron a los bebés de manos de sus padres adoptivos, Alan y Judith Kilshaw, de Gales, en virtud de una orden judicial basada en la Ley Infantil de 1989, que permite proteger a los menores en circunstancias muy especiales.

Los servicios sociales de Flintshire, sabedores del drama padecido por las mellizas, llegaron a la conclusión de que era mejor protegerlas de la "explotación mediática" a la que los padres adoptivos estaban sometiendo a las pequeñas.

Esta medida respondía a la campaña organizada por los Kilshaw para revelar a los medios británicos la "compra" de las pequeñas, nacidas en Estados Unidos y vendidas por su madre biológica, Tranda Wecker, de 28 años, a cambio de 13.120 dólares.

En un principio, Wecker vendió a sus hijas a una pareja estadounidense, Richard y Vickie Allen, pero cambió de opinión y las recuperó para a venderlas a los Kilshaw, quienes ofrecían más dinero y acabaron por llevarse a las criaturas a Gran Bretaña en diciembre pasado.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores