Podría haber vida en Júpiter

"Obviamente ignoramos si existe vida en esas lunas pero al menos podemos afirmar que si los océanos están allí, los compuestos necesarios para la subsistencia de la vida probablemente estén presentes", afirmó un grupo de científicos.

29 de Junio de 2001 | 20:13 | ORBE
SANTIAGO.- Los océanos bajo la corteza exterior de varias de las lunas de Júpiter poseerían la materia prima necesaria para alimentar a miles de criaturas, a pesar de encontrarse cubiertos por el hielo y la oscuridad, reveló un estudio reciente.

Según un artículo de la revista Science consignado por CNN, es muy probable que estas lunas de tamaño similar al de un planeta ya cuenten con uno de los requisitos para la vida.

Las observaciones desde la sonda Galileo de la NASA indican que los satélites Calixto, Ganímedes y especialmente Europa poseen océanos bajo la superficie con más cantidad de agua salada que la propia Tierra.

En cuanto a si estas aguas pueden o no albergar vida, dos investigadores espaciales de California sostienen que sí en la edición. "Nuestro trabajo sugiere que es posible -y esto es sólo una posibilidad- que haya un nivel de oxígeno en los océanos suficiente para albergar formas de vida más grandes", dijo Christopher Chyba, científico del SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) a CNN.

"Aún así considero que es mucho menos probable la existencia de microbios" añadió. Tales formas de vida podrían obtener energía a partir de numerosos procesos químicos que se dan en los océanos, evitando la necesidad de luz solar o fotosíntesis, algo de lo que dependen la mayoría de las especies terrestres, al menos indirectamente.

"La mayoría de la vida en la Tierra depende de la fotosíntesis. El primer eslabón en la cadena alimenticia es la conversión de la luz solar a energía química mediante la clorofila", escribió Chyba.

"Imaginen un océano en Europa, una enorme cuenca hídrica cubierta por kilómetros de hielo. La fotosíntesis no funcionaría. Sin embargo, existen otras formas de llevar una vida metabólica en esas áreas oscuras", puntualizó.

Las formas de vida terrestre, para abastecer su metabolismo celular, aprovechan la energía producida por la unión de dos sustancias como carbono, un combustible, oxígeno y un oxidante. Un oxidante común es el oxígeno molecular (O2) producto de la fotosíntesis.

"Los microbios terrestres pueden usar decenas de combustibles distintos y decenas de oxidantes distintos, pero tanto animales, plantas y hongos utilizan el oxígeno molecular como oxidante", dice Chyba.

Es improbable que las oscuras profundidades de las lunas de Júpiter permitan la fotosíntesis. Pero hay otros dos procesos químicos que podrían abastecer de O2, dicen Chyba y su colega Kevin Hand de la Universidad de Stanford.

Atraídas por la intensa magnetósfera de Júpiter, cantidades de partículas en movimiento se estrellan frecuentemente contra la superficie helada de Europa. De la colisión surgen moléculas de H2O2 y O2, que podrían proveer energía para la vida subterránea si la superficie permitiera pasar los oxidantes.

"No podemos saber con certeza si los oxidantes llegarían al agua, ni siquiera en una escala de tiempo geológica", dice Chyba. "Pero si no es así, existen otros mecanismos que podrían ser una fuente de oxígeno molecular en los océanos".

Una de tales fuentes alternativas de O2 es la degradación de una forma radioactiva del potasio, presente en la corteza y el océano. A medida que decae el isótopo de potasio, divide a las moléculas de agua creando O2. Los investigadores sostienen que si bien no produciría tanto combustible como las colisiones de partículas, aún así sería suficiente para albergar vida.

"Obviamente ignoramos si existe vida en esas lunas", destacó Chyba, "pero al menos podemos afirmar que si los océanos están allí, los compuestos necesarios para la subsistencia de la vida probablemente estén presentes".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores