Microsoft planea el control de Internet, según adversarios

Según la opinión de muchos expertos y analistas recogida hoy en los medios de comunicación norteamericanos, el nuevo sistema operativo "Windows XP", que salió a la venta en mayo, será el portaaviones de Microsoft en su estrategia de invasión de la red.

01 de Julio de 2001 | 16:43 | EFE
WASHINGTON.- Aunque nadie sabe con certeza quien va ganando la guerra judicial entre la multinacional Microsoft y el Gobierno de los EE.UU., los críticos del gigante informático empiezan a ver con claridad que su presidente, Bill Gates, pretende controlar internet.

Según la opinión de muchos expertos y analistas recogida hoy en los medios de comunicación norteamericanos, el nuevo sistema operativo "Windows XP", que salió a la venta en mayo, será el portaaviones de Microsoft en su estrategia de invasión de la red.

Mensajes que informan a un teléfono móvil sobre el retraso de un vuelo o avisan de la cita con el dentista, o una alarma en el "bíper" ("busca personas") para alertar de la caída del valor bursátil de mayor interés, son algunos de los servicios que Microsoft quiere ofrecer el año próximo.

Según opina Alec Klein en el diario "The Washington Post", Microsoft ha descubierto que no basta con haber creado "Windows", el sistema operativo instalado en el 90 por ciento de los ordenadores.

La estrategia ahora es acaparar el enorme mercado que supone internet y "Hailstorm", un conjunto de 14 servicios "web", será su brazo ejecutor, según los críticos de la empresa de Bill Gates.

Ambas herramientas (sistema operativo y útiles para la red) forman parte del proyecto ".NET" de la compañía, que preocupa especialmente a sus competidores, America Online y Sun Microsystems, pero también al Departamento de Justicia y a los 18 fiscales de los Estados que promovieron la demanda por monopolio.

Los fiscales generales de los Estados, en una posición más firme aún que la del Gobierno Federal, seguirán defendiendo la división de la compañía, tal y como dictaminó el juez Thomas Penfield Jackson, decisión que fue revocada el pasado jueves.

"El tribunal de apelación no ha dejado fuera la posibilidad de la fragmentación" del gigante informático, sostiene Richard Blumenthal, fiscal general del Estado de Connecticut.

En un dictamen de 125 páginas, el tribunal de apelaciones invalidó el pasado jueves la sentencia del juez Jackson, por los comentarios parciales que realizó en contra de Microsoft y de Bill Gates a "The New York Times" y a otros medios de comunicaciones.

La sentencia invalidada parecía haber puesto fin a uno de los más famosos casos por monopolio de la historia de los EE.UU., en el que Microsoft estaba acusado de concebir su sistema operativo "Windows" de modo que fuera incompatible con los programas fabricados por la competencia, especialmente en cuanto al software para navegar por Internet.

La acusación de monopolio, sin embargo, todavía permanece, pero los adversarios de Gates deberán buscar la mediación de otro juez y de un nuevo tribunal.

John Ashcroft, fiscal general de los EE.UU. (cargo que equivale al de secretario de Justicia), calificó la nueva sentencia de "victoria significativa". Pero los fiscales de los Estados no se han dado por satisfechos.

Muchos afirman que Ashcroft lleva apenas unos meses en el cargo, cuando ellos han lidiado contra Microsoft durante años.

Entre los más activos, se encuentra el fiscal general de California, Bill Lockyer, quien, según el diario "Los Angeles Times", ha solicitado 2,7 millones de dólares del presupuesto del Estado para continuar el litigio contra Microsoft.

No en vano, según indica el diario, California es el Estado de la tecnología, en el que se asientan los principales competidores de la empresa de Gates.

El servicio "Passport", una clave de identificación de los usuarios puesto en marcha por Microsoft, también está siendo atacado por los críticos, que lo tachan de "pasaporte hacia el monopolio".

Por su parte, Steve Ballmer, jefe ejecutivo de Microsoft, asegura que sus planes de futuro están dirigidos simplemente a ofrecer un mejor servicio a sus clientes.

Esta tesis es la misma que defendió Bill Gates durante el juicio por monopolio, al sostener que la vinculación del navegador "Internet Explorer" con el programa "Windows" sólo pretendía reforzar al sistema operativo.

Sin embargo, sus competidores, AOL y Sun Microsystems, y así lo entendió el juez Thomas Penfield Jackson, lo vieron como un modo de impedir que los usuarios pudieran utilizar otros ''navegadores'', como el "Netscape".

Los avatares procedimentales no permiten aún saber si se impondrá el criterio de control del Gobierno o el de libertad de acción que propugna Microsoft. Pero la decisión final determinará quién controlará el desarrollo tecnológico e internet en esta etapa expansiva.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores