Supermercado "online" Webvan se declara en bancarrota

El supermercado a través de internet Webvan se declaró hoy en bancarrota al anunciar el despido de dos mil empleados y cancelar los servicios de entrega a domicilio de sus productos.

09 de Julio de 2001 | 16:28 | EFE
San Francisco.- El supermercado a través de internet Webvan se declaró hoy en bancarrota al anunciar el despido de dos mil empleados y cancelar los servicios de entrega a domicilio de sus productos.

Webvan, una de las empresas más prometedoras de la nueva economía, no ha resistido el descenso en la demanda y ha seguido el camino de otras "puntocom" al despedir a 2.000 empleados.

Desde su lanzamiento a mediados de 1999 la compañía prometió una revolución en la industria de los supermercados gracias a su nuevo modelo de negocio, en el que los clientes hacían pedidos de todo tipo de productos de supermercados a través de internet y los recibían después a domicilio a la hora convenida.

Pero esta revolución dio lugar a pérdidas en lugar de a ganancias, ya que la compañía ha gastado 850 millones de dólares en dos años.

Como dijo hoy el portavoz de la compañía, Bud Grebey, Webvam era una empresa que se adelantó demasiado a su tiempo. "Estamos muy orgullosos de lo que hemos conseguido, tuvimos una idea brillante y nos vamos con la cabeza alta", dijo Grebey.

La compañía de Foster City (California) tenía 750.000 clientes en siete mercados, Los Angeles, San Francisco y San Diego en California, en Chicago (Illinois), Portland (Oregón), Seattle (Washington) y Orange County.

Webvan había anunciado que necesitaría 25 millones de dólares adicionales para marzo del 2002 para mantenerse a flote, pero la reducción de los pedidos de los clientes en los tres últimos meses obligó a la compañía a utilizar más fondos de los que había previsto en un primer momento.

La bancarrota supone el golpe final para los accionistas de la compañía, cuyo valor de mercado se desplomó desde noviembre de 1999, cuando se lanzó la primera oferta pública de acciones, a 15 dólares por acción.

Las acciones alcanzaron los 34 dólares poco tiempo después, pero durante todo este año la cotización se ha mantenido por debajo de un dólar, hasta llegar hoy a los 6 centavos de dólar por acción.

La compañía prevé entrar en bancarrota en una o dos semanas, según Grebey. A partir de ese momento, el juez que decida sobre la bancarrota supervisará el plan para pagar a los acreedores.

Webvan ha anunciado que no piensa continuar operando en el futuro, y que venderá sus activos para pagar a los acreedores. Sus principales activos son los centros de distribución, en los que la compañía hizo grandes inversiones.

En cuanto a la base de datos de clientes de la compañía -unos 750.000-, Grebey ha asegurado que de momento esta información es confidencial, y que la compañía les pedirá permiso antes de vender esa información.

En el grupo de acreedores se encuentra George Shaheen, que fue presidente de la compañía hasta el pasado mes de abril, y que tiene un contrato por el cual la compañía ha de pagarle más de 30.000 dólares al mes de por vida.

Ahora, según dijo Grebey, Shaheen tendrá que "ponerse a la cola con el resto de los acreedores".

Al entrar en bancarrota, la compañía ha anunciado el despido de 2.000 de los 2.100 empleados. Un pequeño grupo continuará en plantilla para preparar la bancarrota.

Los trabajadores contratados por hora recibirán un bono de 900 dólares de un donante anónimo, según dijo Grebey. Los trabajadores asalariados recibirán los bonos que les corresponden por la mitad del año trabajado.

Los únicos supermercados a través de internet que han tenido éxito, al menos hasta ahora, son los de la compañía británica Tesco y la estadounidense Safeway, número uno en el mercado.

Ambas compañías llegaron recientemente a un acuerdo por el cual Tesco se hará cargo del negocio online de Safeway.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores