Restauración del Moisés de Miguel Angel podrá ser seguida por Internet

La restauración del Moisés de Miguel Angel, una de las obras maestras del artista que decora el monumento fúnebre del Papa Julio II en la iglesia de San Pedro ad Vincula de Roma, entra el jueves en su fase activa y podrá ser seguida en directo por Iternet.

10 de Julio de 2001 | 16:51 | AFP
ROMA.- La restauración del Moisés de Miguel Angel, una de las obras maestras del artista que decora el monumento fúnebre del Papa Julio II en la iglesia de San Pedro ad Vincula de Roma, entra el jueves en su fase activa y podrá ser seguida en directo por internet.

Ocho meses después del lanzamiento del "Proyecto Moisés" que permitió retirar una primera capa de suciedad, la obra del escultor, pintor, arquitecto y poeta del Renacimiento se ofrece en detalle a la mirada pública, que no la habrá visto nunca desde tan cerca.

Una pasarela está suspendida en la parte inferior de la iglesia, dominada por el profeta Moisés que está rodeado por las dos esposas de Jacob, Lía y Raquel.

Instalada a unos cuatro metros de altura, la pasarela separa literalmente al monumento en dos, pero permite contemplar al Papa Julio II al que el artista admiraba "hasta el punto de transformarle en un Moisés que no vio la tierra prometida porque no pudo unificar Italia ni reformar la Iglesia", según Christoph Frommel, director de la biblioteca Hertziana de Roma y experto en Miguel Angel.

Cuatro cámaras web permitirán a los internautas seguir día a día (en www.progettomose.it) las obras de restauración que, sobre todo, intentan devolver al mármol de Carrara su percepción cromática.

Realizada en torno a 1515 y concebida en origen para ser colocada en el coro de la basílica, donde Miguel Angel trabajó cerca de 40 años, la estatua fue finalmente apoyada contra una pared y la abertura circular imaginada por el escultor, que permitía verla en tres dimensiones, quedó obstruida en el siglo XVIII.

"Prefería dejar su trabajo inacabado antes de arruinarlo o desnaturizarlo, y frecuentemente fue acusado por sus contemporáneos de no querer enseñar el oficio a los otros", según Lorenzo Fucinello, encargado de la restauración que costará unos 280.000 euros (235.000 dóalres).

Miguel Angel nunca terminó el mausoleo de Julio II, encargado en 1513 y situado en la nave derecha de la basílica, que recuperará a finales de año su aspecto normal.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores