INP incorpora Linux en su Centro de Conectividad

La medida significará a la institución ahorros por más de US$ 67.000 anuales en licencias.

31 de Julio de 2001 | 10:08 | emol.com
SANTIAGO.- Un ahorro estimado de US$ 67.000 anuales en licencias de software logrará el Instituto de Normalización Previsional (INP) con la incorporación de Linux a su servidor central de correo electrónico.

La elección de este sistema operativo de código abierto por parte del INP permitirá a la entidad procesar más de 100 mil mensajes de correo al mes, resolviendo de esta manera la problemática técnica y económica que enfrentaba el INP.

Hernán Morales, jefe de Informática del INP, cuenta que la decisión obedeció, entre otras razones a que necesitaban un sistema de alto rendimiento y bajo costo.

"El INP cancela cerca de 350 mil pensiones asistenciales para personas en extrema pobreza y 890 mil subsidios únicos familiares. En el área de las asignaciones familiares, tramita más de un millón de pagos mensuales, correspondientes a subvenciones estatales para trabajadores particulares y públicos por las denominadas "cargas" familiares", explica.

Otras cifras del INP son aún más impresionantes: cancela pensiones a 870 mil personas, recibe los pagos de 236 mil imponentes activos y de 462 mil empleadores.

Además, es el organismo encargado de recaudar las imposiciones destinadas al Fondo Nacional de Salud (Fonasa), cuyos cotizantes se elevan a 2 millones 800 mil personas, y en complementariedad a las mutuales, en el área de riesgos laborales, atiende a más de 1.500.000 asegurados contra accidentes del trabajo y enfermedades profesionales.

Por lo anterior es que este organismo público inició hace una década la modernización de la gestión, confiando a empresas externas la automatización de muchas tareas que antes se hacían "a mano".

Entre ellas, el pago de los cheques de pensiones, determinados procesos de contabilidad y otras importantes funciones cotidianas, como parte de un gran proceso de reingeniería.

Morales comenta que inicialmente cada empresa externa implantó su modelo informático autónomo, con sus aplicaciones y enlaces privados con el INP, lo que llevó a que cada usuario interno debía usar terminales computacionales diferentes para consultar datos de uno o varios beneficiarios en temas diferentes.

"Entre 1995 y 1996 se realizó el estudio y transformación de los procesos, lo que condujo a definir que cada estación de trabajo de un usuario interno debía tener acceso a todos los servicios que hubiera sobre una eventual red, que en aquellos años tampoco existía", señala Morales.

Red de punta a cabo

El trabajo inmediato fue conectar las oficinas de Arica a Punta Arenas, para crear una red corporativa de la entidad, la que se completó con un Centro de Conectividad, instalado en las oficinas centrales del INP en 1997.

Este permitió interconectar todas las redes locales, cada una de las cuales tiene un servidor que cuenta una aplicación cliente/servidor para acceder a las bases de datos de los distintos proveedores.

El modelo actualmente en operación -señala el jefe de administración de software del INP, Sergio Sánchez- comprende un nodo central al cual se conecta cada uno de los proveedores externos de sistemas, para permitir el acceso de cualquier usuario al sistema computacional.

"Los proveedores desarrollan los sistemas contratados, almacenan la información en centros de datos de su propiedad y mediante dicha conexión al nodo central, facilitan el acceso a los datos y sistemas a los usuarios desde Arica a Punta Arenas", explica.

Junto con la conectividad a nivel nacional, el INP centró su atención en otros servicios, como el correo electrónico corporativo, la intranet, los sitios departamentales y el acceso a Internet. Y ahí fue donde el nombre de Linux comenzó a sonar fuerte.

"Dado el crecimiento del sistema informático del instituto, que en 1996 bordeaba las 300 estaciones de trabajo y que hoy alcanza los 1.500 computadores, empezamos a investigar y evaluar diversas versiones del sistema operativo y sus aplicaciones, hasta instalarlo en un PC dado de baja (bautizado como "el despreciado") que luego de diversas pruebas terminó convirtiéndose en el primer servidor Linux del instituto previsional", relata Sánchez.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores